McCain sale fortalecido de Florida tras ganar a Romney

  • El resultado de las primarias republicanas de Florida deja casi descartada la candidatura de Rudolf Giuliani · En las demócratas, Clinton vuelve a ganar

El senador John McCain ha ganado las primarias del Partido Republicano de Florida y sale fortalecido frente a su principal adversario, el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, para obtener la candidatura presidencial de su partido. En el campo demócrata, Hillary Clinton ha ganado cómodamente a su rival Barak Obama con un 50 por ciento de los votos.

McCain ha obtenido el 36 por ciento y Romney un 31 por ciento, mientras que Rudy Giuliani se ha quedado en un tercer puesto con un 15 por ciento que le deja sin posibilidades. Giuliani es el gran derrotado en Florida y, según la CNN, en las próximas horas puede anunciar que se retira de la campaña para respaldar a McCain.

Los 57 delegados republicanos en juego son para McCain, ya que según las normas en Florida no se reparten los delegados proporcionalmente al porcentaje de los votos obtenidos. Tras las sorpresas en Iowa y New Hampshire con resultados muy diferentes de lo que pronosticaron las encuestas, en Florida los resultados coinciden con los sondeos, tanto en el campo republicano como el demócrata.

El resultado de las primarias republicanas de Florida se interpreta como una importante victoria para McCain que apenas hace unas semanas parecía que estaba cerca de retirarse por la falta de suficiente financiación. Para Romney, que dispone del dinero de su fortuna personal, la derrota en Florida es decepcionante y se jugará todo su capital político en el "súpermartes" de la próxima semana, cuando se celebrarán primarias en 22 estados.

Sonriente y rodeado de los pesos pesados del Partido Republicano de Florida, como el senador Mel Martinez, y el gobernador Charlie Crist, McCain se ha mostrado jubiloso en Miami por la victoria frente a Romney. "Siempre he amado a este estado desde que era un joven piloto en la Marina", señala McCain al referirse a los años que pasó en una base de la ciudad de Pensacola antes de ser destinado a Vietnam. "En una semana tendremos unas primarias que voy a ganar para ser el candidato presidencial republicano", ha afirmado McCain.

En una intervención desde la ciudad de St. Petersburg, Mitt Romney ha anunciado que acababa de felicitar a McCain por su victoria y ha reconocido que sus seguidores podían estar un poco decepcionados. Con vistas a las primarias de la próxima semana, Romney destaca su posición a favor de un cambio real en Washington y que eso no se va a llevar a cabo "simplemente por cambiar a alguien de asiento", en referencia a que McCain pasaría de ser senador por Arizona a la presidencia de EEUU.

Por su parte, Clinton obtiene el 50 por ciento de los votos frente a un 33 por ciento de Obama, y un 14 por ciento es para el ex senador de Carolina del Norte John Edwards. Los resultados de las elecciones entre los demócratas tienen un valor relativo porque no habrá delegados de Florida en la Convención Nacional de agosto que designará al candidato presidencial. Los dirigentes demócratas castigaron así a los de Florida por adelantar la fecha de las primarias.

Por ese motivo, ninguno de los candidatos demócratas ha hecho campaña y Clinton ha ganado cómodamente con un amplio margen tal como pronosticaban las encuestas. Dada la peculiaridad de las primarias demócrata de Florida, Barak Obama, quién apenas ha viajado a este estado, resta importancia al resultado. Por el contrario, Hillary Clinton ha anunciado hoy en su primera intervención que propondrá que los delegados de Florida acudan a la Convención Nacional demócrata.

Con la victoria de McCain sobre Romney, el otro resultado destacado de las primarias republicanas es la confirmación del tercer puesto de Giuliani, que había apostado a ganar en este estado para impulsar su campaña ante el "supermartes" de la próxima semana. El ex alcalde de Nueva York, en un discurso a sus seguidores, aseguró que "ganemos o perdamos, nuestro trabajo no está hecho" y destacó que la responsabilidad del liderazgo no culminaba con una campaña electoral.

McCain, por su parte, ha aprovechado su discurso de celebración de la victoria en Florida para alabar la campaña de Giuliani. En el último debate en televisión de los republicanos la semana pasada en Boca Ratón (Florida), McCain calificó a Giuliani de "héroe" al tiempo que alabó su gestión como alcalde de Nueva York. Las posiciones moderadas de Giuliani pueden ayudar a McCain en estados como California de cara al "súpermartes" de la próxima semana.

Para McCain, la victoria en Florida le permitirá captar mas fondos para su campaña y competir en los 22 estados del "súpermartes", ya que Romney cuenta con la ventaja de disponer de mucho más recursos económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios