Israel celebra sus 60 años entre barbacoas, concurso bíblico y escándalo

  • El festejo se ve empañado por la investigación que involucra a su primer ministro, Ehud Olmert, calificado de "muy serio" por la prensa local

Comentarios 15

Con barbacoas al aire libre, desfile militar aéreo y marítimo y hasta un concurso bíblico, los israelíes celebrarán el jueves los 60 años de la creación de su Estado, un festejo en parte empañado por la misteriosa investigación que involucra a su primer ministro.

Según las radios pública y militar israelíes, el silencio absoluto impuesto por la justicia al asunto que involucra a Ehud Olmert, calificado de "muy serio" por la prensa local, podría ser levantado al término de los festejos, la noche del jueves.

Entre tanto, los israelíes celebran su "Fiesta de la Independencia" haciendo picnics en los parques, playas y jardines, durante los cuales consumirán, según la radio pública, 13 millones de hamburguesas y salchichas.

El ejército aportará su contribución a la fiesta pues sus aviones sobrevolarán todo el país y decenas de paracaidistas se lanzarán frente a una playa de Tel Aviv, para ser luego recogidos por lanchas de la marina israelí. En Ashkelon, por ejemplo, en el sur del país, 120 paracaidistas extranjeros efectuarán un salto colectivo.

Para este día, el ejército abrió al público una decena de sus bases, entre éstas una de inteligencia militar, cerca de Tel Aviv. En Haifa (norte), una decena de orquestas militares extranjeras participarán en un desfile.

Y como si fuera poco, un concurso anual sobre conocimientos de la Biblia destinado a los jóvenes, se llevará a cabo en Jerusalén. Al final del día, el presidente Shimon Peres y el jefe del gobierno israelí, entregarán 20 "Premios de Israel", la más alta distinción del Estado hebreo.

Los festejos, han sido, no obstante colocados bajo alta vigilancia por temor a atentados palestinos. Miles de policías y soldados fueron movilizados para la ocasión. Desde el lunes y hasta el fin de la fiesta, el ejército israelí cerró Cisjordania invocando razones de seguridad.

Pero en el terreno político, la situación es diferente.

El primer ministro israelí aseguró el domingo que quiere "cooperar" con la policía en una investigación que lo involucra y se declaró confiado en su resultado, lamentando la propagación de "rumores viciosos y dañinos".

El diarioYediot Aharonot indicó que, al parecer, Olmert es sospechoso de haber recibido importantes sumas de dinero de un empresario norteamericano para financiar sus campañas electorales.

Hasta ahora, el tribunal de Jerusalén a cargo del caso se limitó a revelar que "un ciudadano extranjero" involucrado había declarado como testigo.

La ex secretaria de Olmert, Shula Zacken, a quien la justicia ordenó que permanezca en su domicilio, fue interrogada cuatro veces en 10 días.

Olmert está involucrado en otros tres casos sobre sospechas de transacciones inmobiliarias fraudulentas y nombramientos políticos abusivos.

Varios comentaristas políticos indicaron que las sospechas que pesan sobre el jefe de gobierno israelí son "muy graves" y evocaron la posibilidad de que Olmert se vea obligado a renunciar o a apartarse provisionalmente de sus funciones, como ya lo reclama una parte de la clase política.

Una decisión semejante podría desembocar en elecciones anticipadas antes de fin de año, pese a que la actual legislatura concluye, teóricamente, en 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios