Hamas abandona Egipto sin acuerdo, pero volverá el domingo

  • Los palestinos firmarían una tregua de un año a cambio de la apertura de los pasos fronterizos que unen la franja con Israel y con Egipto, que los hebreos condicionan a la liberación del soldado Gilad Shalit

La delegación del movimiento palestino Hamas que se encuentra en El Cairo negociando con las autoridades egipcias un alto el fuego duradero con Israel finalizó anoche la nueva ronda de conversaciones sin alcanzar un acuerdo.

Salah al Bardawil, uno de los miembros de la delegación de Hamas que ha viajado a la capital egipcia, aseguró que a pesar de que ha habido "algunos progresos" las negociaciones han finalizado sin un acuerdo y continuarán a finales de esta semana o a principios de la próxima.

"Anoche finalizó la actual ronda de negociaciones y hemos acordado comenzar una nueva el domingo o el lunes en un nuevo esfuerzo para resolver los asuntos pendientes", dijo Al Bardawil, que regresará este jueves a la franja de Gaza sin ofrecer una rueda de prensa.

La misión del grupo islámico, compuesta por miembros que residen en Gaza, entre ellos Al Bardawil y en el exilio, llegó a Egipto hace tres días para reunirse con el jefe de la mediación egipcia Omar Suleiman, con la intención de alcanzar un alto el fuego duradero con Israel, después de los 23 días de operaciones militares israelíes contra la franja de Gaza que causaron más de un millar de muertos.

Este nuevo fracaso se produce después de que las autoridades egipcias hubieran fijado el día de hoy como la fecha prevista para la firma de un acuerdo entre Hamas e Israel.

"Está claro que Israel quiere una tregua permanente a cambio de nada, esto significaría el final de la resistencia", agregó Al Bardawil.

Según el negociador palestino su equipo había acordado la posibilidad de firmar una tregua de un año o de año y medio a cambio de la apertura de los pasos fronterizos que unen la franja de Gaza con Israel y con Egipto.

Israel, por su parte, ha propuesto la creación de una zona desmilitarizada de medio kilómetro entre Egipto y la franja de Gaza para evitar el tráfico de armas y ha condicionado la reapertura de la frontera a la liberación del soldado israelí, Gilad Shalit, capturado por facciones palestinas en Gaza en junio de 2006.

"Le hemos dicho (a los mediadores egipcios) que esto es inaceptable", dijo el responsable de Hamas en relación a las exigencias israelíes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios