El Gobierno y la oposición de España apuestan por reformas en Cuba

  • Zapatero considera que es una noticia que puede suponer la materialización de las reformas anunciadas en los pasados meses por Raúl Castro y Rajoy expresa la esperanza de que ello "ojalá sea el principio de la llegada de la democracia a Cuba"

El gobierno socialista español y la oposición conservadora han expresado hoy su esperanza de que la renuncia del líder cubano Fidel Castro a la jefatura de Estado implique una apertura democrática del país.

El Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero considera que la decisión de Castro es una noticia "de gran calado" que puede suponer la materialización de las reformas anunciadas en los pasados meses por su hermano Raúl, presidente en funciones de desde hace casi 19 meses.

"El hecho de que Castro renuncie formalmente a la presidencia es un momento en el cual su hermano va a poder asumir con mayor capacidad, solidez y confianza ese proceso de reformas del que él mismo ha hablado y que se podría empezar a materializar", ha afirmado la secretaria de Estado para Iberoamérica, Trinidad Jiménez, en declaraciones a la cadena pública RNE. La responsable de las relaciones de España con América Latina en el gobierno de Zapatero matiza, sin embargo, que hay que "medir con cautela" la noticia y asegura que el Ejecutivo español llevaba "algunos meses" pendiente de esa decisión.

En la misma línea, el secretario de Organización del gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Blanco, considera que la renuncia de Castro, "si va acompañada de apertura democrática", es una "gran noticia". "Hacemos votos para que la decisión vaya acompañada de un proceso de apertura democrática y todos debemos remar para ayudar a Cuba a que siga en ese proceso", dice el "número dos" del partido de Zapatero. "Desde España vamos a trabajar para que eso sea así", ha añadido.

También el líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, ha calificado de "buena noticia" la decisión de Castro y ha expresado la esperanza de que ello "ojalá sea el principio de la llegada de la democracia a Cuba". En declaraciones a la cadena Punto Radio, el dirigente conservador ha afirmado que el sistema cubano es un "auténtico anacronismo", porque ya no hay regímenes comunistas en el mundo.

"Espero que pronto llegue la democracia, porque si no, esto es absurdo. En los tiempos en que vivimos, que un señor se erija en juez de las personas, diga lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer es algo absolutamente disparatado", manifiesta. "Creo que es un país que tiene futuro, porque los cubanos son gente muy emprendedora y muy trabajadora y, por lo tanto, puede salir adelante muy bien", agregó Rajoy.

El secretario de Relaciones Exteriores del PP, Jorge Moragas, se ha mostrado más escéptico, al manifestar su temor de que "se consagre la dictadura hereditaria y la sucesión política de hermano a hermano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios