Georgia rompe las relaciones diplomáticas con Rusia pero mantendrá el consulado

  • El ministro de Exteriores de Georgia cree que la "amistad" con Rusia no se reanudará "en nuestra vida", pero mantendrá un cónsul en Moscú para atender a los ciudadanos allí residentes

Comentarios 6

Georgia anunció hoy la ruptura de las relaciones diplomáticas con Rusia a causa del reciente conflicto bélico y el reconocimiento por Moscú de la independencia de las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur.

El Gobierno georgiano ordenó al ministerio de Asuntos Exteriores romper las relaciones con Rusia acorde a la resolución del Parlamento, que ha reconocido a Abjasia y Osetia como "territorios ocupados" por Rusia, informó el jefe adjunto de la diplomacia, Grigol Vashadze. "Se ha tomado la decisión definitiva. En el ministerio hemos recibido la orden y romperemos las relaciones con la Federación de Rusia", explicó. De esta forma, "Georgia ya no tendrá en Rusia, ni Rusia en Georgia, la anterior gran representación que se hacía cargo de la labor política", indicó el viceministro.

Matizó que "esta decisión no significa que se suspenden definitivamente los contactos entre los ministerios de Asuntos Exteriores de ambos Estados, pues tales contactos serán posibles en territorio de terceros países". "Conservamos el consulado, pues según la Convención de Viena la ruptura de las relaciones diplomáticas no significa la ruptura automática de las relaciones consulares", señaló. El diplomático precisó que "ambos Estados estarán representados a nivel de cónsul, vicecónsul y personal técnico", que se harán cargo de atender a los conciudadanos en el otro país y de tratar asuntos humanitarios.

Añadió que a nivel diplomático Georgia estará representada en Rusia por la embajada de un tercer Estado, que por ahora no ha sido elegido, y que en caso de una emergencia Moscú y Tiflis podrán nombrar a enviados especiales que se reunirían en otros países. Vashadze indicó que mañana sábado Tiflis revocará a todos sus diplomáticos que se encuentran en Moscú, que tardarían una semana en volver, en un cambio de su decisión anterior de reducir el personal de su embajada a sólo dos funcionarios de los más de 30 anteriores.

Subrayó que también los diplomáticos rusos tendrán que abandonar Tiflis, si bien dijo que "no habrá plazos rígidos", y se mostró su pesimismo sobre el futuro al responder a una pregunta sobre cuándo podría reanudarse la "amistad" entre ambos países. "Creo que no en nuestra vida", contestó.

En Moscú, el portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Andréi Nesterenko, declaró inmediatamente que Rusia "lamenta la decisión de Georgia de suspender las relaciones diplomáticas, aunque precisó que no se había recibido aún ningún aviso oficial de Tiflis. Poco antes, Nesterenko había asegurado que Rusia no quiere la ruptura y desea "mantener contactos de trabajo por canales diplomáticos" con el Gobierno de Tiflis, según la agencia rusa RIA-Nóvosti. "La posible ruptura de las relaciones no es la elección de Rusia, y toda la responsabilidad por ello recaerá sobre Georgia", dijo el diplomático ruso, quien advirtió que "restablecer las relaciones requiere considerables esfuerzos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios