Georgia abandona la Comunidad nacida tras la caída de la URSS en respuesta a la "agresión rusa"

  • Saakashvili afirma en un mitin multitudinario que "la URSS no regresará nunca más" al país

El presidente de Georgia, Mijail Saakashvili, anunció ayer que el país abandona la postsoviética Comunidad de Estados Independientes (CEI) en respuesta a la "agresión de Rusia", arropado por un mitin multitudinario en la capital georgiana.

"Nos despedimos definitivamente de la Unión Soviética, la URSS aquí no regresa nunca más", dijo desde la escalinata del Parlamento ante un mar de banderas rojiblancas entre las que se veían enseñas de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos.

Saakashvili hizo un llamamiento a Ucrania y a otros países de la CEI a abandonar "esa agrupación que Rusia dirige a su antojo" y declaró "tropas de ocupación" a las fuerzas rusas que se encuentran en los territorios georgianos de Abjasia y Osetia del Sur.

La CEI integra a Rusia y a otras once repúblicas de la desaparecida Unión Soviética, incluida Georgia, que firmó el acuerdo de ingreso en 1993 y lo ratificó un año más tarde.

"Georgia es el brillante más preciado de la corona del imperio ruso. Si nosotros caemos, habrá problemas para todo el mundo civilizado. Estamos en la primera línea. Después de nosotros caerán Ucrania y los países bálticos", dijo Saakashvili ante sus partidarios.

El anuncio de que Georgia abandona la Comunidad de Estado Independientes fue recibido con tranquilidad en Rusia que, sin embargo, lamentó la decisión del presidente georgiano. "Si esta declaración se confirma, sólo queda lamentarlo", declaró el primer viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Andrei Denisov, que resalto que deben cumplirse ciertos procedimientos para formalizar la renuncia a la CEI.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios