Georgia se retira de Osetia del Sur y Rusia refuerza su potencia bélica

  • Las tropas georgianas se retiraron de Osetia del Sur al tiempo que Tiflis denunciaba un bombardeo ruso contra una ciudad georgiana cercana a Abjasia, la otra región independentista pro rusa del pequeño vecino caucásico.

Según declaró a la prensa el ministro de Reintegración de Georgia, Temur  Yakobashvili, la ciudad georgiana de Zugdidi, en el oeste del país y cerca de  Abjasia, estaba siendo bombardeada por aviones de Moscú.

Yakobashvili confirmó así lo declarado por el presidente del Parlamento  georgiano, David Bakradze, según el cual, Rusia se preparaba para atacar  Zugdidi.

"Hemos verificado la información de que los rusos se disponían a atacar  Zugdidi en unas horas", dijo a la televisión nacional georgiana.

Por su parte, el portavoz del ministerio del Interior, Shota Utiashvili,  indicó a la AFP que Moscú había pedido a la ONU la retirada de sus observadores  presentes en el territorio entre Abjasia y Zugdidi.

El anuncio de la extensión del conflicto se produjo horas después del  anuncio de la toma de la capital de Osetia del Sur, Tsjinvali, por tropas  rusas.

"Las fuerzas rusas ocuparon Tsjinvali", anunció a la AFP el portavoz del  ministerio de Interior de Georgia, Chota Utiashvili, en referencia a la capital  de Osetia del Sur, donde se inició la madrugada del viernes una ofensiva  lanzada por Tiflis para imponer su autoridad en la región y que, según fuentes  rusas, ha causado unos 2.000 muertos.

El anuncio llegó poco después de que el secretario del Consejo de Seguridad  Nacional georgiano, Alexander Lomaya, señalase la retirada de las fuerzas de  Georgia de casi toda Osetia del Sur.

"Prácticamente abandonamos toda Osetia del Sur en señal de buena voluntad y  de nuestra disponibilidad a finalizar el enfrentamiento militar", afirmó  Lomaya.

Asimismo, Rusia y Georgia acordaron abrir dos corredores humanitarios para  evacuar a los refugiados, georgianos y osetos, los heridos y los periodistas  rusos de Osetia del Sur, informó la agencia rusa Ria Novosti.

Fuentes osetas señalaron enfrentamientos durante la noche del sábado al  domingo entre las fuerzas georgianas y rusas. Georgia, por su parte, denunció  que Rusia bombardeó a primeras horas del domingo un aeropuerto militar cerca de  su capital, Tiflis.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional informó sobre el envío por  parte de Moscú de 10.000 soldados suplementarios a la región separatista, así  como de tanques cerca de su frontera.

La agencia rusa Interfax precisó que navíos de guerra rusos impusieron un  bloqueo naval sobre Georgia para impedir la entrada de armas y de otros  suministros militares a esa república caucásica.

"Navíos de la Flota (rusa) del mar Negro, entre ellos el buque insignia  "Moskva", un crucero lanzamisiles, instauran un bloqueo marítimo sobre  Georgia", dijo Interfax citando a una fuente de la Flota rusa.

Ese despliegue provocó la intervención de Ucrania, que el domingo amenazó  con prohibir la vuelta de los navíos rusos al puerto de Sebastopol, en el sur  de Crimea, según un comunicado del ministerio ucraniano de Relaciones  Exteriores.

"La parte ucraniana reconoce el derecho, conforme a las normas del derecho  internacional y de la legislación ucraniana, de prohibir el regreso a  territorio de Ucrania hasta el final del conflicto (ruso-georgiano) de navíos  que puedan tomar parte" en las operaciones militares, según el texto difundido  en el sitio internet del ministerio.

Georgia, por su parte, intentó involucrar en la crisis a Estados Unidos al  pedir que actúe como mediador ante Rusia.

En este sentido, la Casa Blanca advirtió poco después a Rusia sobre las  "importantes" consecuencias que puede tener sobre las relaciones bilaterales  una "escalada peligrosa y desproporcionada" de la intervención rusa en  Georgia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios