Francia juzgará en mayo a 17 colaboradores de Pinochet

  • Los acusados, 16 chilenos y un argentino, serán juzgados por la desaparición de cuatro franceses durante la dictadura militar chilena

El juicio a 17 colaboradores de Augusto Pinochet, incluidos el antiguo jefe de la policía secreta de la junta y el fundador de la Colonia Dignidad, por la desaparición de cuatro franceses durante la dictadura militar chilena (1973-90) tendrá lugar el próximo mayo en el Tribunal de lo Criminal de París.

El juicio, el primero de este tipo sobre la dictadura de Pinochet, se celebrará del 19 al 23 de mayo próximo, informaron a Efe fuentes judiciales.

Los acusados, que previsiblemente serán juzgados en rebeldía, son todos chilenos, salvo un argentino, y casi todos militares, y están imputados por arresto y secuestro arbitrarios acompañados de torturas o actos de barbarie, o por complicidad en estos delitos.

El agravante de torturas o actos de barbarie conlleva una pena máxima de cadena perpetua.

Además de ser el "juicio póstumo de Augusto Pinochet" será también "el único del conjunto del sistema de represión puesto en marcha por la dictadura chilena", afirmaron el lunes los cuatro abogados de las familias de los franceses desaparecidos en un comunicado.

Indicaron que junto a las familias "se felicitan vivamente" de que "después de 10 años de instrucción" se abra en la citada fecha el juicio a "los miembros de la junta militar chilena".

Las audiencias permitirán que se escuche a "varios testigos históricos", señalaron los letrados Sophie Thonon, Claude Katz, William Bourdon y Benjamin Sarfati, sin dar más precisiones.

El anuncio de la vista se produce casi un año después de que la juez instructora del sumario, Sophie Clément, ordenara que los acusados fueran juzgados por el Tribunal especial de lo Criminal.

Este juicio concierne a los responsables de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) u otros cuerpos que secundaron a Pinochet en su "labor de eliminación de la oposición", indicaba entonces la magistrada.

Clément no había hecho caso de la petición de la Fiscalía de sobreseer la causa contra varios de los 19 imputados iniciales, incluido el fundador de la Colonia Dignidad, Paul Schaefer.

Augusto Pinochet y el general Javier Palacios Ruhman, que figuraban entre los 19 procesados contra los que la justicia francesa emitió órdenes internacionales de arresto en 2001 y 2005, fueron retirados del procedimiento, ya que murieron en 2006.

Palacio Ruhman había dirigido el asalto al Palacio de la Moneda en el golpe de estado de 1973 contra el presidente Salvador Allende.

Entre los que serán juzgados se encuentra, además, de Schaefer, el ex jefe de la policía secreta de Pinochet, Manuel Contreras.

Completan la lista Rafael Ahumada Valderrama, Enrique Arrancibia Clavel, Herman Brady Roche, Pedro Espinoza Bravo, Gerardo Godoy García, Raul Iturriaga Neumann, Miguel Krasnoff Martchenko, Marcelo Moren Brito, Andrés Rigoberto Pacheco Cardenas, Luis Joachim Ramirez Pineda, Osvaldo Enrique Romo Mena. Emilio Sandoval Poo, Humberto Zapata Reyes, José Zara Holger, y el argentino José Osvaldo Riveiro.

Dos de ellos, Pachecho Cardenas y Romo Mena, han muerto desde que la juez instructora ordenó el juicio, y su fallecimiento será "constatado" al abrirse la vista, dijeron a Efe las fuentes.

Los cuatro franceses desaparecidos son Alfonso Chanfreau Oyarce, Etienne Pesle, Georges Klein y Jean-Yves Claudet Fernández. Los tres primeros fueron detenidos por agentes de la DINA entre 1973 y 1975, y el último lo fue durante un viaje a Argentina, a petición también de la DINA.

La investigación judicial de estas desapariciones fue abierta en Francia en 1998, tras las denuncias cursadas por sus familiares.

Aunque Pinochet ha sido retirado del procedimiento, debido a su muerte, está mencionado en el voluminoso documento, de casi 200 páginas, elaborado por Clément y que sitúa en su contexto la causa.

Si bien hasta el momento ha habido juicios, eran individuales, en los que los juzgados no aparecían como parte de "una cadena de jerarquía", perdiéndose "la noción de conjunto de que fue una política sistemática de represión puesta en marcha a raíz de un golpe de Estado, es decir, una ruptura total del orden constitucional democrático para imponer por la fuerza un gobierno de facto", dijo a Efe la letrada Thonon.

Señaló que, además, el juicio de París tratará sobre "el destino de víctimas que cada una representaron una forma particular de la dictadura: el ataque a la Moneda con Klein, la represión del medio estudiantil y Colonia Dignidad a través de Chanfreau, la reforma agraria a través de Pesle y el plan Condor a través de Claudet".

"Es un juicio muy emblemático y simbólico", sentenció la letrada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios