Fracasa la primera reunión de Morales con los prefectos reafirmados tras el referéndum

  • La oposición convoca un paro el día 19 y tacha de insatisfactoria la oferta del Gobierno boliviano

El diálogo entre el presidente de Bolivia, Evo Morales, y los prefectos de regiones rebeldes terminó el jueves sin acuerdos para zanjar la crisis política y con las dos partes atrincheradas en sus respectivas posiciones.

Aún peor, tras seis horas de charla los prefectos acordaron realizar paros cívicos en cinco departamentos el día 19 radicalizando su protesta.

La decisión se tomó en la rebelde Santa Cruz después de haber escuchado la propuesta de Morales, que creyeron insatisfactoria.

Las cinco gobernaciones exigieron a Morales la reposición de fondos regionales producto de un impuesto de hidrocarburos (el IDH) que el poder Ejecutivo les quitó el año pasado.

El presidente izquierdista insistió en que los prefectos centran sus demandas en la devolución del IDH sin tener en cuenta que, por los resultados del referéndum revocatorio, "el pueblo boliviano quiere cambios profundos en lo estructural y en lo político", afirmó Morales.

A su juicio el pueblo lo ha "apoyado masivamente" en la consulta popular del domingo pasado, en que alcanzó el 67% de los votos y, por tanto, ha apoyado paralelamente sus políticas.

"No hay acuerdo en los contenidos de los temas en conflicto", señaló Mario Cossío, prefecto del sureño departamento de Tarija, al salir de la reunión en Palacio de Gobierno.

Por su parte, el prefecto de la provincia de Pando dijo "que al parecer el Gobierno no quiere resolver el tema del IDH para tener un instrumento para chantajear". "Sólo si aceptamos la nueva Constitución (que impulsa Morales) tendremos el IDH", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios