Egipto libera el líder opositor Ayman Nur

  • El ex presidente del partido laico liberal Al Ghad, que ha pasado tres años preso, dice que no librará "nueva batallas"

El dirigente opositor egipcio Ayman Nur, puesto en libertad hoy tras pasar más de tres años en la cárcel por falsedad documental, ha afirmado que no va a librar nuevas batallas y que va a seguir trabajando por el bien de Egipto.

En declaraciones a los periodistas en su domicilio en El Cairo, poco después de ser liberado, Nur, ex presidente del partido laico liberal Al Ghad (el mañana), explicó que ha salido de la cárcel "no para librar nuevas batallas, sino para trabajar por el bien del pueblo egipcio y de su patria".

El fiscal general Abdel Meguid Mahmud ordenó hoy la liberación por razones de salud de Nur, que sufre diabetes, hipertensión y problemas cardíacos, entre otros.

Nur fue el máximo rival del presidente egipcio, Hosni Mubarak, en las primeras elecciones presidenciales del país, en septiembre de 2005, con tan solo el 7 por ciento de los votos.

Poco después, el líder opositor fue procesado judicialmente acusado de falsificar las firmas de los documentos que permitieron la creación de su partido y condenado a cinco años de prisión. Nur negó siempre los cargos y aseguró que se trataban de una campaña política en su contra.

El cabecilla opositor, de 44 años, explicó que su salida de la cárcel le ha llegado por sorpresa:

"Me alegro de la decisión de mi excarcelación, que llegó como una sorpresa para mí y para todos- apuntó-. Nadie me informó, ni si quiera mi familia".

Con respecto a lo que hará en el futuro, Nur confesó que volverá a practicar su vida normal, ya que los años pasados en la cárcel "son un tiempo arrebatado", aunque no especificó claramente si se reincorporará a la actividad política.

Aún así, aseguró estar abierto a cooperar con todos los partidos, a las que invitó a trabajar por el bien de país, además de mostrarse dispuesto a colaborar con todos los países del mundo, menos con Israel.

Asimismo, aconsejó al régimen del presidente Hosni Mubarak que se reconcilie con su pueblo.

En cuanto a la escisión que se produjo en su partido tras su ingreso en prisión, Nur indicó que "las divisiones son algo normal en la vida política".

Por último, anunció que mañana dará una rueda de prensa en la sede del partido en el centro de El Cairo.

Por otro lado, su esposa, Gamila Ismail, que nunca ha dejado de luchar por la puesta en libertad de su esposo, señaló que "esta liberación se dio al contrario de todas las espectativas, se produjo por una decisión individual, no ha habido ninguna presión ni interna ni externa".

"EEUU no tiene nada que ver en la liberación", dijo Ismail, quién además manifestó su esperanza de que todos los detenidos como Nur salgan algún día de la cárcel.

Durante el tiempo que permaneció en prisión, EEUU y el Parlamento Europeo criticaron el encarcelamiento del líder opositor y pidieron su liberación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios