EEUU quiere que las tropas turcas salgan de Iraq en el plazo de una o dos semanas

  • El secretario norteamericano de Defensa presiona para que la ofensiva no se prolongue

La operación transfronteriza del Ejército turco en el Kurdistán iraquí sigue, y sin señal alguna de conclusión. El enviado de Ankara a Bagdad rehusó dar "un calendario" para la retirada de las tropas, que dependerá de que las "bases terroristas sean eliminadas". Sin embargo, Washington volvió ayer a insistir en la necesidad de dar término cuanto antes a esta operación iniciada el jueves, y lo hizo en boca del secretario de Defensa, Robert Gates, para quien este despliegue debería concluir "en una o dos semanas".

Según Gates, "es muy importante que los turcos hagan esta operación lo más corta posible y luego se vayan, y que tengan mucho cuidado con la soberanía iraquí". Lo cierto es que este despliegue terrestre y aéreo contra objetivos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se ha extendido ya una semana, obviando las peticiones de una pronta retirada que incluso llegaron desde Bagdad.

El secretario de Defensa norteamericano solicitó a Turquía su rápida retirada en declaraciones desde Nueva Delhi antes de partir hacia Ankara. "Por rápida me refiero a días, una semana o dos, algo así. No meses", precisó. Y es que, a su juicio, "la actividad militar por sí misma no resolverá este problema terrorista a Turquía", ya que aunque hace falta "operaciones de seguridad, también hay una necesidad de que vayan acompañadas de iniciativas económicas y políticas para gestionar algunos de los asuntos que proporcionan un ambiente local favorable en el que el PKK pueda operar".

Sin embargo, el consejero en materia de política del Ejecutivo de Recep Tayyip Erdogan y emisario de visita en Bagdad, Ahmet Davutoglu, rechazó poner fecha al fin de las operaciones. "Nuestro objetivo está claro, nuestra misión está clara y no hay un calendario hasta que esas bases terroristas sean eliminadas", indicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios