EEUU advierte de que los ataques rusos afectarán a sus relaciones internacionales

  • Estados Unidos "urge a Rusia a considerar cuidadosamente las implicaciones de esta agresión contra el soberano y democrático Estado de Georgia"

Estados Unidos advirtió hoy a Rusia de que, si continúa con los ataques en Georgia, las relaciones con su país y otros de la comunidad internacional "se verán afectadas", al tiempo que reclamó la "intervención inmediata de la ONU" para detener el conflicto.

"Las relaciones de Rusia con las Naciones Unidas y otras partes de la comunidad internacional se verán afectadas por el continuo asalto de Georgia y si sigue negándose a comprometerse con una solución pacífica a esta crisis", aseguró hoy el embajador de EEUU ante el Consejo de Seguridad de la ONU, Zalmay Khalilzad.

En su intervención durante la reunión urgente del Consejo de Seguridad, la cuarta en tres días por el conflicto de la región separatista georgiana de Osetia del Sur, Khalilzad dijo que "Estados Unidos urge a Rusia a considerar cuidadosamente las implicaciones de esta agresión contra el soberano y democrático Estado de Georgia".

Acusó a Moscú de impedir la retirada de las tropas georgianas de la zona de conflicto, ignorar las peticiones del Gobierno de Tiflis para entablar un diálogo que lleve a un cese de las hostilidades y ser el responsable de la crisis humanitaria generada. "Su escalada en el conflicto es la razón inmediata del aumento de la pérdida de vidas humanas y del sufrimiento humano", apuntó, durante la parte abierta de la reunión del máximo órgano de la ONU. Khalilzad indicó que el Consejo de Seguridad no puede permanecer "indiferente" a la actual situación y confirmó que su país ha realizado consultas con otros miembros de este órgano para presentar una resolución que inste al cese de las hostilidades.

Fuentes diplomáticas estadounidenses detallaron, antes de que comenzara la reunión, que el borrador de la resolución que ese país ha elaborado incluye también una condena expresa a las acciones militares rusas en Georgia. "Creemos que el Consejo de Seguridad debe tomar acciones inmediatas llamando a un alto el fuego inmediato y la retirada de todas las fuerzas para volver al 'statu quo' del 6 de agosto", antes de que comenzaran los combates, agregó.

La intervención del diplomático estadounidense causó una dura reacción del embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, quien reprochó a EEUU que se acuse a su país de ser responsable de la muerte de civiles. "Es una declaración inaceptable, particularmente si parte de los labios del representante permanente de un país cuyas acciones en Iraq y Afganistán todos conocemos", afirmó.

Churkin reiteró que su país lleva a cabo en Osetia del Sur una "operación de paz" para proteger a la población civil de las acciones de "limpieza étnica" perpetradas por las fuerzas georgianas. Justificó los bombardeos de la aviación rusa de localidades georgianas alejadas de la zona de conflicto como una acción militar lógica para tratar de neutralizar las infraestructuras que dan apoyo a las tropas georgianas en Osetia del Sur. Además, reiteró la posición de Moscú de que el cese de las hostilidades debe ir precedido de una retirada de las fuerzas georgianas del frente de combate. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios