Dimite el jefe policial de Ciudad Juárez por la presión del narcotráfico

  • Los sicarios habían amenazado con matar a un agente cada 48 horas si no lo hacía

El secretario de Seguridad Pública Municipal de Ciudad Juárez, Roberto Orduña Cruz, presentó este viernes su renuncia ante el alcalde de la localidad, ubicada en el norte de México, después de que el narcotráfico amenazase con matar a un agente cada 48 horas si el jefe policial no dimitía. 

En su documento de renuncia, Orduña alegó que con su salida espera proteger a las fuerzas de seguridad, ya que en la mañana del viernes fueron asesinados un agente de la Policía Municipal y un celador del Centro de Readaptación Social. "No se equivoquen, enemigos de México. La decisión que he tomado es una decisión inteligente de la vida sobre la muerte", afirmó en una rueda de prensa. 

El regidor municipal, José Reyes Ferriz, aceptó la dimisión de Orduña y anunció que en los próximos días nombrará al nuevo secretario de SSPM, según informaciones del periódico 'Diario Digital Juarez'. Hasta entonces, el propio alcalde asumirá las competencias en seguridad de forma interina. 

Orduña, un antiguo soldado, había accedido al cargo el pasado año. Durante 2008, alrededor de 1.600 personas murieron víctimas de los sicarios en Ciudad Juárez, unos niveles sin precedentes pese a la cruzada emprendida por el presidente, Felipe Calderón, contra el narcotráfico. La localidad norteña, cercana a la frontera con Estados Unidos, se ha convertido en el ejemplo de crudeza en la lucha contra los cárteles y en ella han perdido la vida de forma violenta más de medio centenar de agentes en el último año. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios