El Cuarteto pide a Israel el fin de los asentamientos en Cisjordania

  • Las grandes potencias implicadas en las conversaciones sobre el programa nuclear iraní alcanzan un acuerdo en Londres para presentar otra 'oferta' a Teherán

Londres acogió ayer a las grandes potencias mundiales para tratar la crisis en Oriente Próximo y el programa nuclear iraní.

Durante la mañana, el Cuarteto compuesto por Rusia, Estados Unidos, la Unión Europea (UE) y las Naciones Unidas (ONU), trataron el conflicto palestino-israelí. Por la tarde, los seis países implicados en las conversaciones sobre Irán (EEUU, Rusia, China, Francia, Gran Bretaña y Alemania) lograron un acuerdo para presentar una oferta a Irán sobre su programa nuclear.

El Cuarteto por su parte urgió a los países árabes a cumplir sus promesas de ayuda a los territorios palestinos y reclamó a Israel que cese "toda construcción en los asentamientos" en Cisjordania y alivie su bloqueo de Gaza.

Las grandes potencias hicieron un llamamiento a Israel a "congelar todas las actividades relacionadas con los asentamientos", en una declaración conjunta leída por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

La declaración reclama también a Israel que "desmantele los puestos de avanzada levantados desde marzo del 2001" en Cisjordania, al tiempo que expresó la "inquietud" por el "cierre de los principales puntos de acceso a Gaza".

Estas críticas hacia Israel, más severas que de costumbre, se produjeron después de que numerosas organizaciones humanitarias urgieran al Cuarteto a utilizar la reunión para presionar a las autoridades israelíes a que ponga fin al bloqueo de la Franja.

Se avecina en Gaza "una crisis humanitaria", advirtieron las organizaciones no gubernamentales, que instaron a las potencias mundiales a "dejar de ser complacientes" con Israel y a ejercer presiones sobre el Gobierno del primer ministro, Ehud Olmert.

El Cuarteto reclamó que se continúe con "la asistencia de emergencia y humanitaria" y que se garanticen "los servicios esenciales a Gaza, sin obstrucción.

Las potencias mundiales se reunieron también en Londres con los principales donantes a la Autoridad Nacional Palestina (ANP), para dar seguimiento a la iniciativa de asistencia alcanzada el año pasado en París.

La secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, que participó en la reunión de ayer junto con los jefes de la diplomacia de la UE, Javier Solana, y de Rusia, Serguei Lavrov, aseguró que los países árabes no hacen el esfuerzo suficiente en favor del pueblo palestino.

Los donantes extranjeros se comprometieron en París a una ayuda económica a los palestinos de 7.000 millones de dólares, incluidos 1.500 millones de dólares destinados principalmente al pago de salarios de funcionarios.

Durante el encuentro, que tiene como finalidad dar un nuevo impulso a las negociaciones de paz en Oriente Próximo, el jefe de la Casa Blanca, George W. Bush, declaró esta semana que tiene esperanzas de que se pueda alcanzar un acuerdo de paz entre Israel y los palestinos antes de que dejar el cargo, en enero del 2009.

En cuanto al acuerdo para presentar una nueva oferta a Irán, el ministro británico de Relaciones Exteriores, David Miliband, que presidió la reunión de las seis potencias implicadas en las negociaciones, aseguró que está "feliz de anunciar que hemos llegado a un acuerdo", aunque indicó que no se divulgará el contenido de la oferta que va a ser presentada a las autoridades iraníes.

"Vamos a transmitir esta oferta, no vamos a revelar los detalles excepto al Gobierno de Irán, y esperamos que (las autoridades iraníes) reconocerán la seriedad y severidad con la que hemos examinado este asunto", dijo Miliband, agregando que esperan que Teherán responda en breve a la propuesta.

En su breve declaración, el jefe de la diplomacia británica explicó que la oferta es una versión "actualizada" de las ya presentaron en el 2006 a este país. En el anterior ofrecimiento, los seis países presentaron a Irán una serie de propuestas de cooperación civil, energética y diplomática, entre ellas el suministro de uranio con fines civiles, con la condición de que renuncie a sus actividades de enriquecimiento de uranio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios