La Cruz Roja recibe autorización para entrar en Osetia del Sur

  • La misión está compuesta por 17 miembros que evaluarán las necesidades derivadas del conflicto armado y entregarán material médico especializado para atender a heridos de guerra

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha recibido luz verde para entrar en Osetia del Sur, con lo que esta organización será la primera en tener acceso a esa república separatista que ha llevado a Rusia y Georgia a enfrentarse militarmente.

Así lo confirmó el presidente del CICR, Jakob Kellenberger, quien dijo que las autoridades de Osetia del Sur autorizaron la entrada de una misión de la Cruz Roja, compuesta por diecisiete enviados (diez locales y siete extranjeros) que tienen previsto llegar a ese territorio  este miércoles.

Su tarea más urgente será hacer una evaluación de las necesidades derivadas del conflicto armado y entregar material médico especializado para atender a heridos de guerra.

Las autoridades de la autoproclamada república de Osetia del Sur habían ignorado hasta ahora las insistentes peticiones de Naciones Unidas y del propio CICR para que se les permitiera llevar ayuda esencial a las víctimas de los combates.

Ninguna entidad internacional independiente ha evaluado la situación en esa región tras la escalada del conflicto y las informaciones con las que cuenta han sido recogidas en gran parte vía teléfono.

La Oficina de Ayuda Humanitaria de la ONU ha recibido "informaciones aún sin confirmar" que indican que "el 80% de Tskhinvali (capital de Osetia del Sur) ha quedado destruida", dijo el martes su portavoz en Ginebra.

Kellenberger declinó hacer una evaluación de la situación humana en ese territorio a la espera de los primeros informes de la misión que ha enviado.

Precisó que además de la ayuda humanitaria a las víctimas, la CICR pedirá tener acceso a los prisioneros de guerra y otras personas detenidas en relación con el conflicto, así como a las poblaciones de zonas aisladas.

El responsable del CICR dijo que su organización estaba preparada para desplazarse a Osetia del Sur desde hace una semana y que el pasado lunes se frustró su primera oportunidad de entrar allí, cuando después de haber recibido el visto bueno hubo una contraorden.

Kelleberger hizo el anuncio tras regresar de una visita a Georgia y Rusia, donde se entrevistó con representantes gubernamentales de alto nivel y visitó centros de acogida para los desplazados por el conflicto.

En una entrevista con el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Sergueï Lavrov, éste se comprometió a abogar ante las autoridades surosetas para que el CICR pudiera desplegarse y trabajar en esa república.

Sobre los prisioneros de guerra como resultado del conflicto, Kellenberger dijo que su organismo no cree que sean muy numerosos y que la mayoría fueron canjeados ayer, aunque no ofreció ninguna cifra en concreto.

En ese canje Georgia entregó cinco prisioneros, entre ellos dos pilotos de guerra, y Rusia entregó una veintena.

Asimismo, aseguró no haber recibido informaciones relacionadas con el uso de armas de guerra prohibidas por parte de las fuerzas armadas rusas, tal como lo han denunciado entidades defensoras de los derechos humanos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios