Clinton se ve obligada a disculparse por un comentario sobre la muerte de Bobby Kennedy

  • La senadora aludió al asesinato del político para justificar su permanencia en la campaña

La aspirante demócrata a la Casa Blanca Hillary Clinton se enfrentó ayer a una fuerte polémica tras aludir al asesinato de Robert F. Kennedy para justificar su decisión de continuar su campaña pese a la ventaja de Barack Obama.

El viernes, en una entrevista con un periódico de Dakota del Sur retransmitida por internet, le preguntaron sus razones para continuar en la campaña. Clinton respondió que "mi marido no logró la candidatura en 1992 hasta que ganó las primarias de California a mediados de junio, ¿verdad? Todos recordamos que Bobby Kennedy fue asesinado en junio en California" en 1968.

Con estas declaraciones, la ex primera dama quería dar ejemplos para ilustrar que en el pasado el proceso de selección se extendió hasta el verano. Pero estas palabras tuvieron una fuerte repercusión, ya que Obama, que aspira a ser el primer presidente negro del país, goza de la protección del Servicio Secreto desde el año pasado, después de que lo pidiera el Partido Demócrata tras recibir una serie de amenazas.

El país tiene muy presente no sólo el asesinato de Kennedy cuando buscaba la candidatura a la Casa Blanca, sino también el del líder negro Martin Luther King en 1968.

Clinton emitió rápidamente un comunicado en el que pedía disculpas: "si mi alusión a ese momento traumático para todo el país, y en particular para la familia Kennedy, ha sido ofensivo de alguna manera. No tenía ninguna intención de eso en absoluto".

Su portavoz Mo Elleithee insistió en que Clinton sólo quiso mencionar casos en los que el proceso de selección se extendió hasta el verano y "cualquier otra lectura sería inexacta y escandalosa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios