Chávez continúa con sus salidas de tono y ahora llama fascista a Merkel

  • El mandatario venezolano utiliza su habitual incontinencia verbal para acusar a la canciller alemana de "pertenecer a la misma derecha que apoyó a Hitler"

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, advirtió el domingo que podría responder en Lima, durante la cumbre entra la Unión Europea y América Latina, a las recientes declaraciones de la canciller alemana Angela Merkel sobre el mandatario suramericano.

En su programa de radio y televisión Aló presidente, el gobernante se refirió a las declaraciones de Merkel, quien dijo que "los gobiernos de América Latina deberían de alejarse de personajes como Hugo Chávez".

"Cada país tiene su propia voz, con la que persigue sus propios intereses. El mismo pueblo venezolano ha tomado partido con su rechazo del referéndum de enero último", agregó la canciller alemana sobre el rechazo popular a la reforma constitucional propuesta por Chávez.

"Señora cancillera, se puede ir a... como es una dama no voy a decir nada más", manifestó el presidente venezolano, quien seguidamente dijo que "si voy a Lima, a lo mejor la voy a ver...", antes de añadir: "¿Por qué no te callas?", en referencia a Merkel.

"No nos callaremos ante nadie ni nada", afirmó Chávez, en alusión al incidente de la Cumbre Iberoamericana del pasado noviembre en Chile cuando el Rey de España le pidió silencio con un "¿Por qué no te callas?". "Si yo fuera rey no volvería a esas cumbres... No sé qué hará", agregó el presidente venezolano.

"Ella es de la derecha alemana, la misma que apoyó a Hitler y la misma que apoyó el fascismo, ésta es la canciller alemana de hoy", añadió.

"Los europeos quieren venir a hablar de integración... Ojalá Europa entienda lo que aquí está pasando. No nos callaremos porque aquí hay dignidad. ¿Dónde está el plan para ayudar a los pobres? Vayan a preguntarle al presidente de Haití", señaló.

Aseguró que son los gobiernos de Venezuela, Cuba, Brasil y Argentina los que están apoyando programas sociales de la región.

"A nuestros amigos de sangre azul y de alta alcurnia europeos les habló claro el presidente de Brasil, Luis Inacio Lula da Silva, cuando les pidió que no deberían tener miedo a la izquierda latinoamericana", agregó.

Mientras tanto, la canciller alemana reaccionó ayer con calma al ataque de Chávez, insistiendo en sus declaraciones.

"Las declaraciones del presidente Chávez hablan por sí mismas", señaló en una breve nota Thomas Steg, un portavoz gubernamental, tras asegurar que no hay nada que agregar a las manifestaciones originales de Merkel.

"La canciller federal se alegra de la cumbre de la UE con los países de Latinoamérica en Perú y por las conversaciones bilaterales que mantendrá allí", señaló Steg.

La V Cumbre de América Latina, el Caribe y la Unión Europea (ALC-UE), se inaugura formalmente hoy en Lima con una reunión de altos funcionarios representantes de los 60 países participantes, en medio de medidas de seguridad extremas que incluyen a las Fuerzas Armadas.

La reunión de carácter técnico en la sede de la Cumbre, el Museo de la Nación, durará dos días y permitirá concretar los últimos detalles a la declaración de la Cumbre, cuyo eje temático es la lucha contra la pobreza y el combate al calentamiento global.

La cita servirá de preámbulo a la reunión de cancilleres el 15 de mayo, donde se revisará el texto de la declaración final que, finalmente, será discutida por los dignatarios el 16 en la última etapa de la Cumbre.

La agenda estará dominada por el tema de la reducción de la pobreza (América Latina tiene los mayores índices de desigualdad globales) y cambio climático, aunque habrá espacio para otros temas sensibles como migración y crisis alimentaria.

En paralelo con la Cumbre, habrá un encuentro de empresarios -que será inaugurado por la canciller alemana- y una Cumbre Alternativa, a cargo de organizaciones no gubernamentales (ONG) de izquierda y a cuyo acto central, el viernes, comprometieron su asistencia Hugo Chávez y Evo Morales (Bolivia).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios