La Cámara de Diputados da el voto de confianza al Gobierno de Berlusconi

  • Ya se contaba con el "sí", puesto que la coalición conservadora tiene mayoría absoluta en la cámara baja

La Cámara de Diputados italiana dio hoy el voto de confianza pedido por el Gobierno de Silvio Berlusconi, un "sí" que se daba por descontado teniendo en cuenta que la coalición conservadora tiene mayoría absoluta en la cámara baja.

Votaron a favor 335 diputados, mientras que 275 lo hicieron en contra y uno se abstuvo.

Tras este primer "sí" parlamentario, el Gobierno pedirá ahora el voto al Senado, que se espera también afirmativo, ya que los conservadores cuentan también con mayoría absoluta en la Cámara alta.

El voto se produjo al final de la segunda jornada del debate de investidura, en la que intervinieron los líderes de la oposición, Walter Veltroni, del progresista Partido Demócrata (PD), Antonio Di Pietro, de Italia de los Valores (IDV), aliado del anterior, y el democristiano Pierferdinando Casini.

Walter Veltroni dijo que harán una "oposición constructiva" y advirtió a los conservadores que no se puede "criminalizar" a los inmigrantes, en referencia al paquete de medidas urgentes sobre seguridad y contra la inmigración ilegal que ya tiene prácticamente concluido el Ejecutivo.

"Votaremos contra su Gobierno, pero estaremos al lado en las medidas encaminadas para lograr una Italia más ecuánime", dijo Veltroni en su declaración de voto.

El dirigente progresista dio su apoyo a Berlusconi para las reformas, empezando por la ley electoral.

Aunque al igual que sus compañeros de partido, apreció el nuevo tono más conciliador de Berlusconi, Veltroni reconoció que los conservadores tienen una mayoría aplastante, pero señaló que "más que los números lo que cuenta es el proyecto político" y que el Gobierno no tiene un proyecto "alto y fuerte" para cambiar el país.

Antonio Di Pietro, el ex juez de la operación anticorrupción 'Manos Limpias', pronunció un discurso muy duro contra Berlusconi y sin usar medias palabras dijo que ellos no caerán en la "tela de araña" confeccionada por Berlusconi.

"Tenemos memoria y no queremos perderla. Conocemos bien su historia personal y política", dijo Di Pietro.

El ex juez y político denunció que Berlusconi "odia a los jueces" y que quiere una justicia débil con los fuertes y fuerte con los débiles.

El democristiano Casini, ex aliado de Berlusconi, votó en contra y anunció una oposición fuerte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios