Calma en Timor tras ser declarado el estado de excepción

  • Las tropas australianas de refuerzo llegaron a la zona para velar por la seguridad

Las tropas australianas de refuerzo llegaron ayer a Timor Oriental para obligar a respetar el estado de excepción declarado tras el intento de asesinato del presidente José Ramos Horta.

Dili, la capital, permanecía ayer en calma, un día después de que un grupo de militares rebeldes atacara al presidente del país y al primer ministro, Xanana Gusmao.

"La situación en la ciudad continúa en calma tras una noche sin incidentes", aseguraron fuentes del Centro Nacional de Operaciones en Dili.

Un total de 120 soldados y 70 policías llegaron al puerto de Dili en lanchas desde de la fragata HMAS Perth, anclada cerca de la bahía, y cuya tripulación de unos 170 miembros también se unirá a los casi 900 efectivos australianos ya desplegados en el país.

Otros 200 militares australianos fueron transportados a Timor Oriental en aviones C-130 para patrullar la capital y otras localidades junto a los soldados de la fuerza internacional de la Policía de Naciones Unidas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios