Bush dice que no permitirá que Irán y Siria controlen el Líbano

  • El presidente norteamericano acusa a ambos países de estar detrás de Hezbolá en su cruzada contra el Gobierno libanés

El presidente estadounidense, George W. Bush, advirtió a Irán y Siria que la comunidad internacional no permitirá que Líbano vuelva a caer bajo la dominación extranjera, en un comunicado difundido este lunes.

"Condeno enérgicamente los recientes esfuerzos de Hezbolá y de sus padrinos extranjeros en Teherán y Damasco, que apuntan a utilizar la violencia e intimidación para desviar al gobierno y el pueblo de Líbano de su voluntad", indicó Bush en el comunicado.

"La comunidad internacional no permitirá que los regímenes iraní y sirio, a través de sus acólitos, hagan volver al Líbano a una dominación y un control extranjero", agregó.

El norte del Líbano fue escenario de nuevos combates este lunes que dejaron un muerto y cuatro heridos, en un clima de tensión persistente.

Los combates son los más sangrientos vividos en Líbano desde el fin de la guerra civil (1975-90) y se extendieron a los barrios occidentales y del sudeste de Beirut, así como a Trípoli.

Esta violencia es el último episodio de los 18 meses de parálisis de las instituciones políticas en Líbano, en las que la oposición exige una mayor participación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios