Brown busca fórmulas para superar el varapalo de las municipales

  • El 'premier' británico estudia con su Gabinete cómo recobrar la confianza de los votantes

Tras la peor derrota para el laborismo en unas elecciones municipales desde hace 40 años, el primer ministro británico, Gordon Brown, planea analizar hoy un paquete de medidas con su Gabinete para recuperar la confianza de los votantes, informaron ayer los medios locales.

Al mismo tiempo, el premier pretende tranquilizar a los detractores de entre sus propias filas, que amenazan con pedir su dimisión.

Entre las propuestas que Brown presentará a su equipo para superar la debacle electoral figuran la renuncia a aumentar el impuesto sobre la gasolina, la eliminación del impuesto previsto sobre la basura y ayudas a los que menos ganan, informó The Guardian.

Además, el jefe del Gobierno quiere presionar a las cadenas de supermercados con medidas más contundentes contra los aumentos del precio de los alimentos.

Según el diario conservador The Times, se baraja incluso con que el Reino Unido, con ayuda de otros países, presione a la OPEP para que aumente la cantidad de extracción y así disminuyan el precio del crudo. Los elevados precios energéticos también han influido en los últimos meses en el descontento de los británicos con su Gobierno.

El rotativo citaba a destacados políticos laboristas, partidarios de que Brown se vaya si no consigue invertir la tendencia del partido en 12 meses. "Si dentro de un año no hemos avanzado, la derrota en las elecciones generales está asegurada", dijo a The Times un miembro del Gobierno que solicitó el anonimato.

Sin embargo, varios ministros y altos funcionarios laboristas no comparten esa opinión. El titular de Exteriores, David Miliband, desmintió las informaciones que lo apuntaban como sustituto de Brown. El premier es "el hombre adecuado para conducirnos a las próximas elecciones", dijo a la BBC.

La semana pasada, los laboristas perdieron más de 330 concejales en las elecciones municipales de Inglaterra y Gales. Ahora, a nivel nacional, el partido se sitúa 20 puntos porcentuales por detrás de los conservadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios