Biden llama a una mayor alianza entre EEUU y la UE y lanza una advertencia a Irán

  • El vicepresidente norteamericano tiende la mano a la cooperación en su intervención en el Parlamento Europeo

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, tendió ayer la mano a Europa para reforzar la cooperación transatlántica y aprovechó su presencia en Bruselas para lanzar una advertencia a Irán por su programa nuclear.

Biden intervino ante el Parlamento Europeo 25 años después de que lo hiciese Ronald Reagan, el primer y último presidente o vicepresidente estadounidense que hasta ayer había visitado la Eurocámara.

En su discurso, de casi media hora, el número dos de la Administración norteamericana recordó los lazos fundamentales que unen a Europa y a EEUU y subrayó la necesidad de impulsar aún más la cooperación entre las dos orillas del Atlántico. "EEUU necesita de Europa. Europa necesita a EEUU. Nos necesitamos el uno al otro más que nunca", insistió.

Biden trató de convencer a los eurodiputados de la actitud renovada de EEUU hacia el resto del mundo desde la llegada de Barack Obama a la Casa Blanca y subrayó en todo momento la voluntad del Gobierno de escuchar a sus aliados y de actuar de forma coordinada.

Así, recalcó que EEUU quiere una Europa "libre", "fuerte" y "unida" con la que cooperar para afrontar los "desafíos" de la actualidad y, en especial, la lucha contra el terrorismo internacional.

En este ámbito, Biden apeló al sentido de la responsabilidad de los eurodiputados para que aprueben cuanto antes un nuevo acuerdo para la cesión de datos financieros de los europeos a EEUU en el marco de la lucha antiterrorista.

El vicepresidente estadounidense aseguró que entendía las dudas sobre la protección de la privacidad que tiene la Eurocámara -que el pasado mes de febrero vetó la aplicación del acuerdo negociado con anterioridad- pero insistió en que la voluntad de Washington es garantizar al mismo tiempo la seguridad de los ciudadanos y sus libertades.

"La seguridad física, como la privacidad, es también un derecho inalienable y un Gobierno que no cumpla con su responsabilidad de garantizarla viola los derechos de sus ciudadanos tanto como uno que silencie a sus opositores o que encarcele a personas sin juicio", advirtió.

El vicepresidente aprovechó además su discurso para lanzar una clara advertencia a Teherán por su programa nuclear. "Irán tiene ante sí una opción muy clara: respetar las reglas internacionales (...) o sufrir nuevas consecuencias y un aislamiento cada vez mayor", aseguró.

Para Biden, Teherán está emprendiendo acciones que podrían desembocar en "una carrera armamentística" en una de las "regiones más inestables del mundo" como Oriente Próximo.

Según aseguró, tras el fin de la Guerra Fría, permitir una nueva escalada de la tensión en ese sentido sería "una ironía que nuestros hijos y nietos no nos perdonarían".

Frente a esa y otras amenazas, Biden confirmó que EEUU mantiene la intención de desarrollar su discutido sistema antimisiles en Europa.

Ese asunto fue uno de los que centró la cita previa que el dirigente mantuvo también en Bruselas con el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

Antes de seguir hoy su viaje hacia Madrid, Biden se entrevistó en la capital belga con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y con el de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso. Entre otros asuntos, el vicepresidente trató en esa reunión de la actual coyuntura económica, marcada por la crisis de las finanzas griegas.

Biden afirmó que su país apoyará "directamente y a través del Fondo Monetario Internacional" los "esfuerzos" europeos para rescatar a la economía helena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios