Berlusconi juró su cargo como presidente del Gobierno ante Jefe del Estado

  • Su gobierno está integrado por 21 ministros, de ellos cuatro mujeres, todos miembros de los partidos que forman la coalición conservadora vencedora de los comicios de abril

El nuevo presidente del Gobierno italiano, el conservador Silvio Berlusconi, y los ministros que integran el Gabinete juraron hoy sus cargos ante el Jefe del Estado, Giorgio Napolitano, 25 días después de las elecciones generales del 13 y 14 de abril.

Berlusconi, de 71 años, fue el primero en prestar el juramento de fidelidad a la Constitución, seguido de los nueve ministros sin cartera, encabezados por el de Relaciones con el Parlamento, Elio Vito, y el de Reformas, Umberto Bossi, líder de la Liga Norte.

Después tocó el turno a los doce ministros con cartera, comenzando por el de Exteriores, Franco Frattini.

Tras el juramento del Ejecutivo, el próximo paso será presentarse ante el Parlamento para recibir el voto de confianza, que se da por descontado visto que la coalición conservadora Pueblo de la Libertad-Liga Norte-Movimiento por la Autonomía obtuvo la mayoría absoluta en ambas cámaras.

El cuarto gobierno de Berlusconi se presentará ante la Cámara de Diputados el próximo martes y el miércoles se votará el voto de confianza. Inmediatamente después se presentará ante el Senado, que votará la confianza el jueves.

En plenitud de poderes, Berlusconi anunció que el primer consejo de ministros lo celebrará en Nápoles, tal y como prometió durante la campaña electoral para simbolizar el apoyo del Ejecutivo a la región Campania para acabar con la crisis de las basuras, de la que todavía quedan 30.000 toneladas de desperdicios tiradas por las calles.

El "Berlusconi IV", como ya es conocido, está integrado por 21 ministros, de ellos cuatro mujeres, todos miembros de los partidos que forman la coalición conservadora vencedora de los comicios de abril.

De esos 21 ministerios, doce son con cartera y nueve sin cartera. Doce ministros pertenecen a Forza Italia (el partido de Berlusconi), cuatro a la derechista Alianza Nacional, otros cuatro a la Liga Norte, el partido federalista de tintes racistas y el restante a un pequeño grupo democristiano aliado.

Forza Italia y Alianza Nacional acudieron a las elecciones bajo el cartel de Pueblo de la Libertad (PDL) y está previsto que a finales de año se fusionen en un único partido, que mantendrá ese nombre.

La Liga Norte, el aliado de las anteriores legislaturas, ha rechazado integrarse en el PDL, aunque seguirán en coalición.

Durante el juramento algunos ministros mostraron emoción y nerviosismo. Al de Defensa, Ignazio La Rusa, se le olvidó firmar el acta de nombramiento tras leer el juramento y tuvo que ser requerido. Convencido de que había firmado tendió la mano a Berlusconi que no se la dio hasta que firmó.

El ministro de Reformas, Umberto Bossi, que siempre ha sido duro en sus comentarios sobre el Estado, además de jurar "ser fiel a la República y de observar lealmente la Constitución", concluyó con un sonoro "muchas gracias, Presidente", dirigiéndose a Napolitano.

El ministro de Administración Pública, Renato Brunetta, tras jurar cumplimentó a Napolitano por su hijo, y el de Políticas Agrícolas, Luca Zaia, dijo que le faltaba la saliva de la emoción.

Tras la ceremonia de juramento, Berlusconi se dirigirá al Palacio Chigi, sede de la presidencia del Gobierno, donde le espera Romano Prodi para el traspaso de poderes.

Una vez que Prodi haya abandonado Palacio Chigi, Berlusconi presidirá su primer consejo de ministros, en el que se nombrará al subsecretario de la presidencia del Gobierno y a los viceministros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios