La Asociación Nacional del Rifle considera "un peligro" a los dos candidatos demócratas

  • Más de cuatro millones de poseedores de armas en EEUU forman un 'lobby' temible

El influyente grupo de presión estadounidense a favor de las armas de fuego, NRA, considera la actual campaña electoral como una confrontación sobre el derecho a portarlas, en el marco de unas elecciones que podrían convertirse en un test a su poder político real.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), poderosa organización que defiende los derechos de los portadores de armas de fuego en Estados Unidos, realizó su reunión anual este fin de semana en Kentucky, donde se colocaron las miras sobre los aspirantes demócratas a la Casa Blanca.

Los líderes de la NRA advirtieron que tanto Barack Obama como Hillary Clinton -que se disputan la candidatura demócrata a las presidenciales de noviembre- pueden representar un peligro para los derechos de los portadores de armas.

"Su presencia hoy aquí enviará un mensaje vigoroso a Barack Obama y Hillary Clinton: estamos vigilando", indicó Chris Cox, director ejecutivo del Instituto para la Acción Legislativa de la NRA durante la reunión.

Durante el fin de semana en la convención, la NRA esperaba a unas 6.500 personas, mientras que en las presidenciales los 4,3 millones de miembros de la asociación deben "tener una presencia muy fuerte en las mesas de votación", destacó Cox.

Aunque el grupo no dará su apoyo a un candidato antes de la convención nacional de los demócratas y la de los republicanos a mediados de año, lanzó señales el fin de semana de que respaldará al republicano John McCain, pese a haber tenido desavenencias en el pasado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios