LLEGARÁ EN 2020

El próximo Seat león tendrá una versión híbrida enchufable

  • Seat lanzará seis nuevos modelos hasta 2020, entre los que estará su primer eléctrico. Además antes de esa fecha ya conoceremos el próximo León que contará con una versión híbrida enchufable.

Imagen de un prototipo de Seat durante la fase de modelado de arcilla. Imagen de un prototipo de Seat durante la fase de modelado de arcilla.

Imagen de un prototipo de Seat durante la fase de modelado de arcilla.

Seat ha fijado 2020 como el año en el que dará el salto a la electrificación, con el lanzamiento de su primer vehículo de propulsión 100% eléctrica y de una versión híbrida enchufable de la nueva generación del León, como parte de su ofensiva de producto a través de la que introducirá un nuevo coche cada seis meses hasta 2020.

El vehículo eléctrico de la firma española, que será fabricado sobre la plataforma MEB del grupo Volkswagen, tendrá una autonomía de 500 kilómetros y "al menos" un nivel 2 de capacidad de conducción autónoma, según ha anunciado el presidente de la compañía, Luca de Meo, durante la presentación de los resultados de la marca en Madrid.

De Meo ha subrayado que Seat, que el año pasado contabilizó un beneficio neto de 281 millones de euros, da así un paso hacia adelante para "impulsar" la movilidad eléctrica, mientras que también seguirá apostando por los vehículos impulsados por gas natural comprimido (GNC) y por los motores de combustión interna (gasolina y diésel).

"Lideramos el proyecto de desarrollo técnico de los vehículos de GNC dentro del grupo Volkswagen. Con el Arona TGI que lanzaremos este año tendremos el único todocamino en todo el mundo propulsado con gas natural", ha recalcado el directivo.

Así, para 2020, el fabricante con sede en Martorell (Barcelona) lanzará un total de seis coches nuevos. Los dos primeros vehículos en llegar al mercado serán el Seat Tarraco y el Cupra Ateca, que se comercializarán a finales de este año.

Por su parte, en 2019 llegará a los concesionarios la nueva generación del Seat León con dos variantes (el modelo de cinco puertas y la versión familiar ST), y un año más tarde la versión híbrida enchufable de este y el primer eléctrico y Crossover Utility Vehicle (CUV) de la firma.

Según ha señalado la propia empresa, esta ofensiva de producto es consecuencia de la cifra más alta de inversiones desde la construcción de la planta de Martorell, en 1992. El año pasado, Seat destinó 962 millones de euros a inversiones y a gastos en investigación y desarrollo (I+D), un 11,6% más que en 2016, y el 10,1% del total del volumen de negocio de la marca.

De esta cantidad, 464 millones de euros fueron íntegramente a I+D, lo que supone en torno al 3% del total de inversiones que se dieron en este campo en España durante el ejercicio previo. Seat fue en 2017 la empresa industrial española que más invirtió en esta materia.

Entre 2013 y 2017, la compañía destinó 3.300 millones de euros a su futuro, principalmente a la ofensiva de producto en la que se encuentra inmersa, así como en el desarrollo de nuevos servicios para ser referencia en digitalización, conectividad y movilidad inteligente.

Desde el punto de vista industrial, Seat estrenó en 2017 la nueva plataforma MQB A0 en Martorell con el lanzamiento del Ibiza y del Arona. Ambos modelos, junto con el León y el Audi Q3, que será reemplazado por el Audi A1 en el segundo semestre de este año, han llevado a la factoría catalana a alcanzar un porcentaje de utilización del 95% de su capacidad total. Según la propia compañía, la plataforma MQB A0 garantiza un alto volumen de producción durante los próximos 10 años.

El presidente de Seat ha detallado que el crecimiento de la compañía se basará en cuatro pilares: "más marcas, más mercados, más coches y más energías". De Meo también ha resaltado que la firma colaborará con empresas como Amazon Alexa, Shazam, Waze, Telefónica o Saba para abrirse al exterior (opera en 80 mercados pero solo el 15% de sus ventas se dan fuera de Europa) y "construir un ecosistema digital en torno al coche".

Producción en México

Asimismo, Seat también ha anunciado que estudia la viabilidad de producir vehículos en México aprovechando la "huella industrial" del grupo Volkswagen en el país azteca, una decisión que la compañía tomará este año tras debatir con su matriz.

Luca de Meo ha asegurado que Seat se encuentra en proceso de identificar el momento en el que haya "suficiente capacidad de producción" para entrar en territorio mexicano, donde en 2017 vendió 24.681 automóviles.

Asimismo, el directivo ha explicado que la firma está reforzando su presencia en Argelia, liderando la estrategia del consorcio alemán en la zona, y que en los últimos meses Seat también ha abierto mercados como Noruega o Nueva Zelanda para tener presencia en los cinco continentes.

Seat también participa en la 'joint venture' de Volkswagen Group China y JAC para aportar su apoyo técnico y 'know how' en las áreas de I+D y diseño. Además, ha creado recientemente Xmoba, una nueva compañía que tendrá como principal objetivo identificar, testear, comercializar e invertir en proyectos que contribuyan a impulsar soluciones que mejoren la movilidad del futuro.

"Nuestra intención es combinar lo mejor de una sólida estructura corporativa con la agilidad, flexibilidad y velocidad de las startups", ha añadido De Meo.

Cataluña

Por otro lado, el directivo ha dejado claro que la firma es un actor económico de España y que la compañía no tiene la "arrogancia" de mezclar su actividad con el debate político que surgió en Cataluña tras la celebración del referéndum el 1 de octubre de 2017, subrayando que la "prioridad" de la firma es generar empleo para el buen funcionamiento de la marca.

De Meo ha recalcado que Seat no tiene nada que comentar siempre y cuando el debate político no impacte sobre la actividad operativa de la compañía.

Sobre el hecho de trasladar a la capital española este año la rueda de prensa anual de la firma, en la que ha reportado un beneficio neto de 281 millones por los menores extraordinarios, el presidente de la marca con sede en Martorell (Barcelona) ha destacado que fue una decisión que la compañía tomó el año pasado.

"Es una decisión que se tomó hace un año. Es fantástico estar aquí. Hay muchos medios de comunicación con sede en Madrid y supone una oportunidad para atraer a más clientes. Tenemos más de 100 invitados y el año pasado (en Martorell) fueron unos 80. Quizás por el tema sea más práctico", ha apuntado.

En octubre del año pasado, el presidente de Seat envió una carta a sus empleados en la que defendía que un eventual cambio de sede social de la compañía estaría motivado por la búsqueda de protección jurídica de la empresa y tendría sentido en el momento en el que entienda que esta ya no se da en el territorio en el que la firma está ubicada.

El consejero delegado del grupo Volkswagen, Matthias Müller, ya avanzó la semana pasada en Berlín que el comité ejecutivo del consorcio alemán discutió la posibilidad de mantener o no la sede central de la firma (Barcelona) ante la crisis catalana. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios