Programa de conservación 'ex-situ'

La provincia de Cádiz acoge por primera vez en su historia el nacimiento de un cachorro de lince ibérico

  • Artemisa, una hembra de seis años de edad, parió en el Zoobotánico de Jerez dos crías, aunque una de ellas murió al poco tiempo de nacer.

El programa de conservación 'ex – situ' del lince, que desarrollan de manera conjunta la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, cuenta con un nuevo cachorro. El ejemplar ha nacido en el ZooBotánico de Jerez de la Frontera, centro asociado al Programa, y único zoológico del mundo que mantiene linces ibéricos en sus instalaciones. La delegada provincial de Medio Ambiente de la Junta, Silvia López, ha mostrado su satisfacción ante este acontecimiento pionero en la provincia de Cádiz y que supone un paso más para la conservación del felino más amenazado del planeta.

El cachorro pertenece a Artemisa, una hembra de seis años de edad y procedente de Sierra Morena. Tras 64 días de gestación, la hembra parió anoche entre las 11.15 y las 11.40 horas dos cachorros, si bien uno de ellos murió al poco tiempo de nacer. La cría que ha sobrevivido ha sido retirada de su madre ante la falta de atención de ésta. El padre del nuevo lince es Fran, un macho de ocho años nacido también en Sierra Morena y que se incorporó al programa de cría en cautividad tras sufrir una lesión en la pata que ponía en peligro su supervivencia en libertad.

Este cachorro se suma a los nueve linces nacidos en el centro de La Olivilla (Jaén) desde el pasado 13 de marzo en cuatro partos distintos. Actualmente el Programa de conservación Ex - Situ del lince ibérico cuenta con 80 ejemplares repartidos entre las mencionadas instalaciones de cría en cautividad de La Olivilla y El Acebuche (Huelva), además de las ubicadas en Silves (Portugal) y el Zoobotánico de Jerez, que colabora como centro asociado.

Un final feliz

Artemisa, se incorporó al programa de cría en cautividad en 2004 cuando fue encontrada en una finca de Andújar con tres meses de edad y tras confirmarse la imposibilidad de averiguar su procedencia y volver a soltarla cerca de su madre.

Esta no es la primera vez que la hembra de lince estaba preñada, ya que hace tres años abortó dos fetos a los 42 días de gestación tras emparejarse en el centro de Cría de El Acebuche. En las dos temporadas de cría siguientes se trató de volver a emparejarla con varios machos de éste centro, pero su carácter asustadizo le hizo rechazarlos una y otra vez. Por este motivo se decidió su traslado al Zoobotánico de Jerez en la primavera del año pasado, con la esperanza de poder emparejarla con Fran, un macho lisiado, pequeño y poco agresivo, con el que la asustadiza hembra podría sentirse menos intimidada.

Dadas las dificultades de socialización de esta hembra, su unión fue progresiva y se inició muchos meses antes de la temporada de reproducción. Las primeras uniones fueron por sólo unas horas y bajo vigilancia permanente, hasta que finalmente estos periodos se fueron prolongando hasta llegar a la convivencia permanente y la cópula repetida en el inicio de la temporada de cría.

El Zoobotánico de Jerez colabora desde sus inicios con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Ministerio de Medio Ambiente en el desarrollo del Programa de Conservación Ex Situ del Lince ibérico, criando a varios cachorros encontrados con problemas en el campo y manteniendo a varios ejemplares adultos. Esta es la primera vez que se logra en sus instalaciones la reproducción en cautividad de esta especie en peligro crítico de extinción. En la actualidad el Zoobotánico mantiene a cuatro ejemplares adultos, la pareja que se ha reproducido y otra, formada por la hembra Biznaga de cinco años de edad y Esparto, macho de dos, si bien estos últimos no han mostrado comportamiento reproductor.

Dado el carácter esquivo de estos animales y la necesidad de mantenerlos en con-diciones lo más salvajes posibles, sin habituarse al ser humano, los linces se mantienen en una zona del zoo reservada al público. El AREA (Área de Reproducción de Especies Amenazadas) se mantiene a través de un convenio de colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. En estas dependencias, además de lince ibérico, el zoo mantiene otras especies amenazadas como el topillo de Cabrera, el visón europeo, el alimoche o el águila imperial ibérica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios