Internet se apunta al 'estilo Indy'

  • El látigo, el sombrero y la cazadora recuperan su atractivo casi 20 años después, un 'look' inconfundible pero imitable y al alcance de cualquiera a través de Internet.

El estilo Indy está muy presente estos días en muchas ciudades del mundo en vísperas del estreno mundial, el 22 de mayo, de la cuarta entrega de la saga, filme en el que Harrison Ford estrena traje de héroe aunque no lo parezca.

El paso de los años jugó en contra del encargado de vestir al arqueólogo en su última aventura, el diseñador Bernie Pollack, que tuvo muchos problemas para conseguir reproducir el uniforme original de Indy porque muchos de los que trabajaron en las anteriores producciones ya no estaban en activo.

Pollack tuvo que partir de cero y consultar a multitud de fabricantes hasta dar con el modelo genuino. Además, no pudo echar mano de los complementos usados para las primeras películas, que son ya objetos de colección y por los que se pagan miles de dólares en las subastas. Como ejemplo, el látigo empleado para rodar la trilogía, comprado en marzo por un postor que subió hasta 57.500 dólares en una puja celebrada en Las Vegas.

Películas y fetichismo aparte, imitar el estilo Indy es una tarea sencilla gracias a internet, inexistente cuando se grabaron las tres historias iniciales y que ahora provee un sinfín de objetos relacionados con el personaje.

Los sombreros tipo Fedora con denominación de origen Indiana Jones van desde 40 a 500 dólares en la web The Fedora Store, que tiene una oferta más amplia que la que se encuentra en la tienda oficial de la saga, donde el sombrero más barato cotiza a 32,99 dólares.

No obstante, el santo grial para los fanáticos del look del arqueólogo se encuentra en Indy Gear, una web creada con el fin de seguir la evolución de la indumentaria del personaje a través de sus películas, y desde donde se pueden conseguir las referencias de los fabricantes de las prendas originales de los filmes. Las réplicas de la cazadora de piel de Henry Jones Jr. empiezan en los 400 dólares, mientras que los látigos del fabricante David Morgan, suministrador del arma para la trilogía, están disponibles a partir de 560 dólares en la página de la empresa.

Para comprar una reproducción de la indispensable bandolera de Indiana Jones, donde el héroe transporta sus hallazgos, hay que visitar el portal What Price Glory (WPG), especializado en productos de la II Guerra Mundial. De ese período es la bolsa MK VII del arqueólogo, creada por el gobierno británico para facilitar la respiración de su portador en caso de un ataque de gas alemán y que ahora está valorada en 36 dólares.

En la Red se pueden encontrar desde la camisa del héroe hasta una imitación del encendedor (40 dólares) con el que Indiana Jones y su padre, interpretado por Sean Connery, se libraron de sus ataduras en el castillo de Brunwald en la tercera película.

El furor por el arqueólogo caló también en páginas de comercio electrónico como Amazon, que habilitó un área específica para productos de la película, donde se pueden obtener los DVD de la trilogía o juegos con las aventuras de Indy.

La estética de Indiana Jones estuvo muy presente también entre el equipo del rodaje del último filme, que recibió como obsequio una bandolera de piel, parecida a la del protagonista, con el nombre del héroe grabado y un mensaje del director: "Gracias por todo vuestro duro trabajo. Con amor, Steven Spielberg".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios