"Mi próximo destino es la maternidad"

Bajo la firma de lencería Gemma llega Gemma Summertime, nueva línea de bañadores de la que, la guapa nadadora Gemma Mengual, ha querido hablarnos en una entrevista exclusiva donde, además, no ha tenido inconveniente en desvelarnos datos sobre una vida privada, en general, bastante discreta. Emparejada desde hace dos años y medio, la que es una de las deportistas más mediáticas de nuestro país se nos desvela como una mujer equilibrada que, en la vida, sabe lo que quiere y por qué lo quiere.

-¿Qué requisitos le pide, aprovechando el acto, a una prenda de baño?

-Que siente bien lo primero (risas). Que sea cómodo, que no apriete y que estilice la figura. Algo sexy pero fácil de llevar.

-¿Le interesa la moda?

-Mucho. Cuando salgo de tiendas, me vuelvo medio loca. Me encantan las tendencias aunque no me ponga todo, claro. Hay que jugar y no tener una forma de vestir encorsetada. Depende del momento…

-¿Se plantearía, tal vez, crear algo propio?

-Sí. De hecho, siempre he diseñado un poco las prendas que llevo. En los ocho años que he pasado en este mundo, creo que tengo una ligera idea en este sentido (risas).

-¿Y lo de posar como modelo? ¿Cómo lo lleva?

- Bien… Bueno, algunas veces mejor que otras, la verdad. Ya sabes que, lo de nosotras, las chicas, va en función de cómo te sientas con el cuerpo.

-Pero usted es una persona que despierta grandes pasiones…

-(Piensa) No tanto… (risas). Puedo provocar deseo o críticas. Al fin y al cabo, estás abierta a comentarios y eso es lo que hay. Algunos piensan que estás estupenda y otros que no tanto. Sea como sea, llega un momento en que, todo eso, te resbala. No creo que tenga el mejor tipo del mundo pero, claro, soy nadadora y, lo que sí es cierto es que es un sector relacionado conmigo. En cuanto a lo que me dices, tampoco tengo esa sensación. En mi caso, no me siento una mujer especialmente deseada.

-¿Y al revés? ¿En qué tipo de chicos se fija Gemma Mengual?

-En los normales. Me da igual si mi pareja no tiene abdominales y, aunque quieres que se cuide -porque la salud es esencial-, el cuerpo no me quita el sueño. Incluso, te digo más, a veces, si es un hombre muy musculado, ni siquiera me llama la atención. Prefiero la forma de ser, una mirada agradable, una sonrisa bonita…

-En los últimos tiempos, los deportistas, como es su caso, ocupan muchos titulares de la prensa del corazón, ¿verdad?

-Mira, ya entra un poco todo pero, en general, cuando yo he salido ha sido por algún acto concreto al que he acudido. Cualquiera tiene vida privada aunque, entrar en ese círculo, no me apetece nada. Creo que, a pesar de no tener problema en hablar de ello, mi intimidad no interesa a nadie.

-¿Hay, entonces, alguien con quien comparta su día a día?

-Claro. Tengo una pareja estable desde hace dos años y medio y nos va perfecto.

-¿Piensa que es una persona fácil para convivir a su lado?

-Me parece que sí. No me considero muy exigente aunque sí es fundamental que, uno y otro, se adapten mutuamente.

-¿Y cuál es su momento actual?

-Pues entrenando, estoy entrenando poco porque me he tomado doce meses sabáticos en el que estudio otros proyectos. Necesitaba un parón. Tengo 33 años y llevo desde hace mucho nadando. O hacía esta pausa, o no se iba a producir nunca.

-Lo mismo podría aprovechar para plantearse ser mamá…

-Así es. Mi próximo destino es la maternidad. Entra en mis planes para antes de que termine 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios