Milán, elegancia sin filtros

  • Antes de que París abra sus puertas, la moda italiana revalida su plaza entre las grandes con clásicos como Armani, Fendi, Ferretta, Moschino o Prada

Milán, elegancia sin filtros Milán, elegancia sin filtros

Milán, elegancia sin filtros

La Semana de la Moda de Milán ha llegado a su ecuador sacando músculo. En los últimos días han sido muchas las propuestas que han subido a la pasarela mostrando lo mejor de los grandes clásicos de la moda; desde Versace hasta Roberto Cavalli pasando por Moschino, Prada o Fendi.

Si Gucci demostró en la apertura de esta Fashion Week que en su primavera ninguna combinación era imposible, Moschino no se ha quedado atrás y ha mostrado una colección divertida con el sello de Jeremy Scott, capaz de dar sentido a cualquier locura, desde los dibujos de My little ponny hasta las faldas de tul tipo tutú para hacer de las bailarinas la reina de la fiesta. La mayor locura la mostró de la mano de Gigi Hadid, a la que convirtió en un ramo de flores, con lazo incluido.

Y si Moschino puso la nota divertida a la pasarela de Milán, Ferreti añadió la elegancia. En su primavera hizo una apuesta por los tonos oscuros, desde los favorecedores bañadores y vestidos negros hasta el marrón chocolate de sus prendas combinadas con croché dorado. En su colección, además, dejó sitio para las gasas y hasta para las plumas.

También la apuesta de Max Mara para la próxima primavera dio protagonismo a los diseños monocromáticos, abundando, sobre todo, en el nude y el marrón maquillaje, aunque también el blanco y el negro hicieron acto de presencia, siempre combinando un sólo color.

Los diseños que Lagerfeld ha pensado para la primavera de Fendi llegaron con un tono más clásico que en años anteriores. En esta ocasión en su colección destacaron los beiges, los marrones anaranjados y los tonos tierra. El Kaiser jugó esta vez con las transparencias y con los pechos en pico. En sus estampados dejó sitio para las flores, pero también para las rayas diagonales, que fueron las protagonistas, sobre todo, en vestidos realizados con transparencias y en faldas de seda.

Si Fendi mostró su cara más clásica, Prada presentó una colección más atrevida, en la que hubo sitio incluso para los estampados de ilustraciones de cómic. Miuccia se inspiró en los años 90 para presentar a una mujer fuerte. Sus diseños, repletos de superposiciones, mezclaron todo tipo de estampados en una misma prenda: desde animal print combinado con lunares y rayas hasta otras con lunares y flores.

Armani, por su parte, mostró una colección repleta de color, a diferencia de la que presentó hace sólo unos días en Londres, mucho más oscura. Las gasas con flores inundaron no sólo sus vestidos sino también las faldas y camisas, aunque su explosión de color se vio también en estampados geométricos que bien podrían haber servido de inspiración para Miró o Dalí. Faldas tableadas, superposiciones y brillos completaron una colección que reservó algunos diseños más sofisticados para la noche, como el vestido negro con cuello de arlequín XXL en vistosos colores.

Roberto Cavalli hizo del negro su color estrella, aunque apostó también por el animal print tipo cebra en distintos colores. Jugó con las transparencias y con la combinación de blancos y negros.

Por último, la italiana Tod's rindió homenaje al 'Italian dream' con patrones simples y elegantes en los que el cuero jugó un papel protagonista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios