Megan Fox, la nueva reina de Hollywood

Comentarios 1

Johan Hex es el título de la película que rueda en la actualidad y que, de nuevo, la ha convertido en el centro de todas las miradas puesto que, en virtud del papel que interpreta -el de una prostituta-, la americana no ha tenido inconveniente en reconocer que se ha llegado a plantear "hacer la calle" con tal de mejorar su calidad interpretativa. "Estaba dispuesta a investigar sobre ese terreno pero no me ha hecho falta", ha reconocido la que es considerada la "mujer más sexy del mundo". Una posición que, no obstante, ella no explota en sus rodajes pues, de hecho, en el actual -y a pesar de la temática-, ha evitado tanto los desnudos integrales como las escenas de sexo explícito, siendo la única una en la que Johan tiene una relación con su compañero sentimental.

Aparte, Megan ha sido muy criticada en los últimos tiempos por desvelar unas costumbres alimenticias que, según los expertos, son poco recomendables. Adicta al vinagre, la joven ha llegado a declarar al respecto que "ayuda a limpiar tu sistema rápidamente. Para las mujeres que retienen agua y aumentan su peso por el ciclo menstrual es un complemento". Una afirmación a la que añadió que, amante de los azúcares como es, prefiere esta opción a la de hacer ejercicio y dietas y que, cómo no, despertó las iras de los especialistas en nutrición en relación a lo que consideraban una barbaridad llena de riesgos para el organismo. "No hay pociones mágicas para perder peso", comentaban diversos entendidos en la materia.

Unos comentarios que, a nuestra protagonista, parecen afectarle tan poco como esos que la han catapultado a la categoría de "la peor actriz de 2009" gracias a su participación en Trasformers: Revenge of the fallen que la ha puesto por delante de otras compañeras de profesión tan poco consideradas profesionalmente en la gran pantalla como Beyoncé o Hilary Swank. Está claro que, la belleza, no siempre se corresponde en la misma medida con las cualidades artísticas algo que, si tenemos en cuenta los buenos resultados económicos de los proyectos de las aludidas, tampoco parece importarle demasiado.

Sea como sea, Fox está decidida a no cesar en el empeño y en seguir escalando peldaños en una corta carrera que, sin embargo, ya le ha deparado grandes éxitos a unos escasos 23 años en los que, constantemente, ha sido comparadacon Angelina Jolie. Diga lo que diga, haga lo que haga, Megan Fox es una nueva "estrella" que brilla con luz propia en el cielo hollywoodiense.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios