La pugna se centra en Gerona y Lérida

La aritmética poselectoral tendrá un ojo puesto en Cataluña, el grado de participación en esta comunidad, el reparto de escaños y las necesidades que tengan de éstos el PSOE o el PP para sumar una mayoría más o menos estable, y, sobre todo, si CiU entra finalmente en un Gobierno de España.

El PSC tiene el listón muy alto el próximo 9 de marzo, puesto que hace cuatro años arrasó sacando hasta 15 diputados al PP catalán.

Al estar tan reñida la batalla electoral en el resto del Estado, el PSC es consciente de que, reeditando un resultado similar al de 2004, Cataluña puede ser decisiva para que Zapatero repita en el Gobierno.

No obstante, los populares recuerdan que con sólo 8 diputados -dos más que ahora- José María Aznar llegó a La Moncloa en 1996, con el necesario apoyo posterior de CiU. En este sentido, existe una reñida pugna por ver quién se hará con un escaño que "baila" tanto en Gerona como en Lérida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios