Las agresiones a políticos se convierten en parte de la campaña

  • El PP pregunta a los votantes del PSOE si quieren compartir voto con los que intentaron agredir a sus dirigentes.

Comentarios 17

Los últimos intentos de agresión a las dirigentes del PP María San Gil y Dolors Nadal, y a la líder de UPD, Rosa Díez, se han convertido en parte del discurso de los candidatos populares de cara a las elecciones del 9-M. El secretario general del PP, Ángel Acebes, volvió hoy a culpar a "la estrategia de la tensión y dramatización" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de los sucesos, remachando: "Quien siembra vientos, recoge tempestades". El presidente del PP de Vizcaya, Antonio Basagoiti, fue un paso más allá y llegó a preguntarle a los votantes del PSOE si quieren compartir el voto con los que intentaron agredir a sus dirigentes.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, durante un acto de campaña en el Teatro de Madrid de La Vaguada, también hizo referencia a los intentos de agresión sufridos por San Gil en Santiago de Compostela, Nadal en Barcelona y Díez en la capital. "Zeta y otros que presumen de progresistas" llevan en su interior "un machismo rancio que sacan a pasear de cuando en cuando", sentenció Aguirre en referencia a estos hechos, antes de referirse a un conversación que mantuvo con José Bono hace un tiempo en el que el cabeza de lista por Toledo le dijo que ella es "de las mujeres que besan por el día y muerden por la noche".

"Seguro que eso no se lo hubiera dicho a un presidente de una comunidad autónoma, a un hombre", aseveró Aguirre, antes de centrar sus críticas en Zapatero. "Dice además que el PP es un partido homófobo, cuando tiene en Irán, el faro de su Alianza de Civilizaciones, todo un ejemplo de libertad, donde se ahorca públicamente a los homosexuales", ironizó la mandataria popular, que aseguró que a su partido "no le interesa el falso feminismo socialista" y preguntó dónde estaban tras los intentos de agresión "las artistas millonarias de cuota y canon digital que le hacen la pelota y la campaña al de la ceja".

Por su parte, el secretario general del PP, durante un mitin celebrado en Zaragoza, reprochó al PSOE las acusaciones a su partido "de crispar y dividir", cuando es el Gobierno el que siembra "división y enfrentamiento". "Zapatero dice una cosa cuando tiene el micrófono abierto y, cuando creía que lo tenía cerrado, lo que hace es dramatizar, inventarse una realidad, lo peor que puede hacer un gobernante", criticó Acebes, en referencia a la manida conversación 'off the record' que mantuvo el presidente del Gobierno con el periodista Iñaki Gabilondo después de una entrevista en Cuatro.

Acebes señaló la defensa de la libertad como "una de las señas de identidad" del PP, una posición que cobra mayor importancia, a su juicio, cuando está en riesgo la misma, al tiempo que calificó de "progres de boquilla radicales" a los agresores de San Gil y Nadal. Por ello, prometió que su partido acabará con la "estrategia de tensión y dramatización" del Gobierno y, en torno a este asunto de los intentos de agresión, advirtió directamente al presidente del Ejecutivo de que "quien siembra vientos recoge tempestades".

Por último, y más explícito, el presidente del PP de Vizcaya, durante un acto electoral en el mercadillo de Algorta en Getxo, se mostró preocupado por los intentos de agresión, que consideró sintomáticos de la "batasunización del país", por lo que preguntó a los votantes socialistas "si es sensato que compartan voto con aquellos que quieren eliminar y destruir al adversario político".  "A los dirigentes de Ferraz les digo que rechacen públicamente el voto de los que nos agreden, que rechacen públicamente el voto de aquellos que quieren pegar a San Gil o a cualquier líder político que no es de su partido", remachó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios