Zapatero pide a los vascos que le den "fuerza para acabar con ETA"

  • El candidato socialista lamenta que tras su "esfuerzo" ha comprobado que los terroristas "sólo saben hablar el lenguaje del dolor, de la muerte y de la bomba"

Un día después de que en España se produjese un récord de mujeres asesinadas a manos de sus parejas, el candidato socialista a la presidencia del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se comprometió ayer en un mitin en Baracaldo a convocar "en la primera semana como presidente del Gobierno después de las elecciones" una conferencia extraordinaria y urgente de todos los presidentes autonómicos para hacer "un plan conjunto de lucha sin cuartel contra la violencia de género". El jefe del Ejecutivo aseguró que "no parará hasta terminar con esta lacra y este horror del machismo criminal", a la vez que reconoció que la ley contra la violencia de género aprobada esta legislatura ha sido útil, pero no suficiente.

Ante más de 3.000 simpatizantes presentes en la sala del mitin y otros tantos en una sala que hubo que habilitar desde la que se siguió su intervención por pantallas gigantes, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió el voto a los vascos para que "todo el mundo en esta tierra se sienta a gusto, libre y pueda defender su identidad, su bandera, y compartir con los otros que defienden otra identidad u otra bandera". "Esta tierra, señaló, es de todos y para todos."

"Pido el voto a la mayoría de los ciudadanos de Euskadi porque sé que si somos más fuertes, seremos más capaces de acabar definitivamente con la violencia, de hacer que la democracia, que ya ha ganado, evite más dolor, más víctimas, evite la barbarie. Pido a los ciudadanos vascos que me den esa mayoría para tener la fuerza suficiente para acabar con ETA y que gane la libertad para siempre en Euskadi", señaló.

Además, Zapatero solicitó a la sociedad de Euskadi que no dé ningún amparo, ni legitimidad, ni respiro a los violentos, "después de que se ha comprobado, tras mi esfuerzo, que sólo saben hablar el lenguaje del dolor, de la muerte y de la bomba, es lo único que saben hablar".

Por la mañana tenía previsto un acto en la Universidad Autónoma de Madrid con investigadores y universitarios, pero estuvo ausente porque dedicó la mañana a preparar el segundo cara a cara con el candidato del PP, Mariano Rajoy. Sí intervino la candidata socialista y ministra de Educación y Ciencia, Mercedes Cabrera, que se comprometió a subir el sueldo un 25 por ciento a los jóvenes investigadores con contratos de formación, hasta alcanzar los 1.700 euros mensuales. Cabrera estuvo acompañada por el ministro de sanidad, Bernat Soria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios