Villalobos afirma que el PSOE "no quiere un debate independiente, objetivo y de igualdad"

  • La candidata popular asegura que a Magdalena Álvarez, "le tengo de todo menos miedo, pero las cosas tienen que ser claras y objetivas, y, como no lo son, pues lo siento, no necesito debatir, ella que siga reuniéndose con el presidente de los empresarios y yo seguiré en la calle"

La candidata número uno al Congreso de los Diputados del PP por Málaga, Celia Villalobos, afirmó hoy que un debate "tiene que tener unas normas claras y equilibradas, con temas importantes, con independencia, igualdad y objetividad" y lamento que el PSOE "no lo quiere y yo no trago".

De esta forma, concretó que las negociaciones para la celebración de debates entre las cabezas de lista de ambas formaciones no se retomarán, por lo que el encuentro no se producirá de manera definitiva. El partido adoptó esta decisión después de que no se llegase a un acuerdo en torno al contenido y en el orden de intervención.

"No hago un debate de la forma y en los temas que quiera el PSOE", dijo, al tiempo que aseguró que a la candidata del PSOE al Congreso, Magdalena Álvarez, "le tengo de todo menos miedo, pero las cosas tienen que ser claras y objetivas, y, como no lo son, pues lo siento, no necesito debatir, ella que siga reuniéndose con el presidente de los empresarios y yo seguiré en la calle", subrayó.

Además, precisó ante los periodistas en el Convento de la Trinidad que no está dispuesta "a hacer un debate que no sea igual para todos y en el que los ciudadanos decidan quien gana y quien pierde".

"Yo puedo decir el sitio y más cosas, pero no estoy desesperada por debatir con ella", señaló, agregando en relación a Álvarez que "toda Málaga sabe quien es ella y quien soy yo, me conocen, saben lo que defiendo, en lo que creo, he tenido enemigos muy poderosos en Málaga, contrincantes fortísimos como Eduardo Martín Toval, Antonio Romero o con la ex ministra del PSOE Cristina Alberdi".

Por estos motivos, pidió un debate "con un poquito de igualdad", ya que "ella es ministra del Gobierno, pero aquí es candidata y yo también, de modo que estamos en igualdad, así que servilismo y trágalas para nada", agregó.

Explicó que era Álvarez la que "ponía sus condiciones". "Es como si yo voy a un debate y digo que quiero que esto sea así, que se interrumpa, que la gente pueda opinar de una cosa, y no, los debates son como los que han hecho el candidato a la Presidencia del PP, Mariano Rajoy, y el presidente del Gobierno y candidato a la reelección, José Luis Rodríguez Zapatero". "Los ciudadanos deciden, pero no determinados periodistas, militantes, medios de comunicación o secretarios generales", matizó.

"La ministra inaugura lo que tiene que inaugurar el Ministerio de Cultura, se adjudica los méritos de la Junta de Andalucía y no está aquí hoy en el Convento de la Trinidad porque no quiere ver esto, pero es que esta señora se cree la virreina de Málaga y que todos tenemos que estar a sus órdenes". criticó.

Además, cuestionó sobre "cuántas veces ha interrumpido un debate y cuántas se ha levantado en una rueda de prensa y ha prohibido atender a los periodistas" y alertó que "quiere hacer lo mismo conmigo", sentenciando que "ganará las elecciones quien quiera los malagueños".

También indicó que "la época de Franco y los señoritos caciques ya desapareció y, si he luchado contra eso antes, cómo voy a luchar ahora aquí". "Debates femeninos ni uno y políticos de altura los que hagan falta en igualdad", apostilló.

Por último, en cuanto a si habrá debate entre las cabezas de lista al Parlamento andaluz, Esperanza Oña y Rosa Torres, concretó que "no es mi problema, no tengo nada que decir sobre eso" y manifestó que "es una decisión del PSOE", ya que el PP, según informó ayer tarde en un comunicado, muestra su disposición a celebrar este encuentro autonómico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios