"Sólo IU frenará las políticas de derechas del PP y del PSOE"

  • Barroso arremete contra el presidente de la Asociación de la Prensa por su "boicot" a IU en el debate Pizarro-Sanz

Izquierda Unida (IU) es la única fuerza capaz de frenar las políticas de derechas que aplican tanto el PP como el PSOE. Con este claro mensaje arrancaron ayer la campaña electoral los cabezas de lista de la coalición izquierdista por Cádiz, José Antonio Barroso (Congreso) e Ignacio García (Parlamento de Andalucía). En un desayuno informativo, ambos se quejaron amargamente del trato desigual con que IU afronta esta disputa electoral con respecto a los dos partidos mayoritarios.

De manera muy especial, Barroso dirigió sus críticas contra el presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC). Sin citarlo expresamente, el alcalde de Puerto Real dijo que Fernando Santiago "se negó en rotundo" a que Ignacio García tomara parte en el debate entre Luis Pizarro (PSOE) y Antonio Sanz (PP) celebrado el pasado martes , algo que consideró de una "gravedad extraordinaria" cuando la Prensa "se supone que debe velar por el pluralismo en la sociedad" y, en cambio, "se alía con los poderosos y hurta el debate político".

Tanto Barroso como García recordaron incluso el pasado de Fernando Santiago como militante de IU, subrayando el primero de ellos que este "boicot" tiene su origen en "la mala conciencia" del que fuera durante años portavoz de esta formación en el Ayuntamiento de Cádiz. "Al presidente de la APC le preocupa que se visualice otro modelo de hacer política que representa IU", añadió.

A la vista de la desigualdad de oportunidades con respecto a PSOE y PP, a Izquierda Unida sólo le queda un camino, según sus candidatos: "Vamos a desplegar todos nuestros efectivos para compensar los agravios y vamos a redoblar nuestros esfuerzos para trasladar en las calles, las plazas y los hogares de esta provincia el mensaje diferente que representa Izquierda Unida", dijeron.

En este sentido, Ignacio García explicó que IU "quiere recuperar el valor de la ideología" y, también, "dar un golpe de timón" en los gobiernos de España y de Andalucía "para que entre aire fresco y haya más y mejor democracia". Defender lo público y evitar que "la actual crisis económica caiga sobre la espalda de los de siempre" es otro de los compromisos de los candidatos de IU, que se mostraron convencidos de que el PSOE no conseguirá la mayoría absoluta en Andalucía. También advirtieron de un posible trasvase de votos de las formaciones andalucistas en beneficio del PP.

Las últimas "sangrías laborales" en Delphi, Altadis o los astilleros fue utilizada por los dirigentes de IU para afirmar que Cádiz sigue siendo "la última provincia" de Andalucía y del país. Esto, afirmó Barroso, "no se ha producido por designio divino ni porque a esta provincia la haya mirado un tuerto; nos lo hemos ganado a pulso después de confiar tanto en un PSOE que sólo favorece el clientelismo".

Si las urnas permiten que IU recupere el "histórico diputado rojo y republicano de esta provincia" Barroso se comprometió a "hablar de Cádiz" en el Congreso, algo que, denunció, no ha hecho en estos cuatro años ninguno de los nueve diputados de PSOE y PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios