Rosa Díez: "El PSOE ha renunciado a ser un partido español"

  • La ex socialista y actual líder de UPyD dijo ayer en Cádiz que "la desigualdad entre españoles ha provocado la ruptura de la unidad de España"

La nueva voz política en el territorio español, el partido UPyD (Unión, Progreso y Democracia) liderado por la ex socialista Rosa Díez, abrió ayer su campaña electoral en el Palacio de Congresos de la capital gaditana ante un público de apenas 150 personas.

Antes de entrar en el salón de actos, quienes asistieron a la cita recibieron una rosa -por Rosa Díez-, de la que colgaba una reproducción del DNI de la nueva candidata a la presidencia del Gobierno como seña de transparencia.

UPyD, fundado a finales de 2007, se presentó ayer ante los gaditanos como un partido "laico, transversal y español" pero, sobre todo, "raro y atípico" pues, al mismo tiempo, "somos españoles, patriotas y progresistas", dijo ayer Rosa Díez ante un grupo de personas embelesado por su determinación.

"Nos gusta la autonomía. Tanto, que pedimos más autonomía para España frente a la suma de las 17 autonomías", aclaró. En este sentido, la ex socialista declaró que "el PSOE ha renunciado a ser un partido español"; antes "era un partido de Estado que defendía lo mismo en todas las comunidades autónomas". El PP, añadió, "está cargado de complejos e hipotecas".

Rosa Díez no dudó en asegurar que, efectivamente, "España se está rompiendo, pues la igualdad entre los ciudadanos españoles ya está rota". Por ello, UPyD "es, desde hace tiempo, un partido necesario, pero en este momento su existencia es absolutamente urgente". E hizo una referencia a la bandera española: "al margen de apelaciones sentimentales, yo quiero a mi bandera porque representa mis derechos y me garantiza su protección, significa el orden constitucional", afirmó.

Pero "no todo son palabras bonitas". Rosa Díez, quien reconoció que su partido se sostiene gracias a las pequeñas aportaciones económicas de particulares, dijo ayer que "UPyD pretende hacer una reforma profunda, levantar las alfombras y abrir las ventanas". El ciudadano "tiene que recuperar el control sobre la política y, para ello, hay que garantizar que todos los votos valgan lo mismo mediante una reforma en la Ley Electoral". Una ley que "nació como apuesta por el bipartidismo después de sufrir una dictadura, pero ya se ha demostrado que sus consecuencias han sido nefastas".

Rosa Díez apuesta también por "introducir reformas en la Constitución y devolver al Estado las competencias en Educación", pues éste no es un asunto ideológico sino estatal. ¿Acaso las competencias territoriales han garantizado la igualdad y la cohesión?. Pues entonces habrá que atreverse a revisar el texto constitucional y cambiar lo que sea necesario". También apostó por la necesidad de garantizar la separación entre los tres poderes del Estado, "es imprescindible cambiar el sistema que rige el poder judicial para evitar que a los jueces los coloque el partido de turno". Todo esto "garantizará la regeneración democrática".

La líder de UPyD aclaró que "no venimos para practicar el 'quítate tú que me pongo yo', sino para devolver la esperanza a quienes están hartos de este debate estéril y eterno de los actuales partidos, que han hecho de la confrontación su fondo de negocio". Y a ellos se refirió cuando dijo que "si el partido que gane las elecciones del 9 de marzo no está dispuesto a llevar a cabo las reformas y cambios estructurales que planteamos -innegociables para nosotros-, no contará con nuestro apoyo". Díez pidió ayer en Cádiz el voto crítico, "a quien quiera votarnos para quitar a alguien o perjudicar a otro, le pido que no nos vote".

En la apertura de campaña del recién creado partido, acompañaron a la ex socialista José Manuel Roca, candidato número 1 al Parlamento andaluz; José María Barba, candidato al Senado; Eduardo de la Pascua, candidato por Cádiz; Juana Lasry, coordinadora general en Andalucía, y Fernando Iwasaky, escritor peruano afincado en Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios