Rebelde con causa

LA abogada Inmaculada Gálvez es la única aspirante a ocupar un escaño en el Senado por la provincia de Málaga bajo las siglas de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía. Una formación novedosa y rompedora, que ya dio el campanazo en las elecciones autonómicas catalanas. Gálvez ya ha dicho en algún sitio que su concurrencia ante el electorado es meramente testimonial pero, una vez más, la aguerrida letrada no parece dispuesta a dejar pasar una oportunidad que para ella supone "un gesto simbólico y explícito de apoyo a Ciudadanos", al considerarlo como "el único partido que defiende hoy una verdadera regeneración de la vida pública y un reforzamiento del papel de la sociedad civil en la misma". En definitiva, seguir en su constante lucha contra la corrupción en el ámbito de lo público.

Inmaculada Gálvez, que es una mujer físicamente pequeña, contiene una energía de alto voltaje. Elegida diputada autonómica bajo las siglas del PSOE (2000/04), pero conservando su militancia en Los Verdes, enseguida dio muestras de tener criterios propios rompiendo la disciplina de voto de su grupo. Después se entregó en cuerpo y alma a denunciar la corrupción que todo lo corroía en Marbella. Fue pionera en poner en conocimiento de la Justicia las tropelías que el GIL y sus aliados llevaban a cabo en la perla de la Costa del Sol con total impunidad. Posición que le ocasionó no pocos problemas. Incluso la intentaron poner a la sombra cuando el jefe de la Policía Local marbellí la acusó de agresión a la autoridad.

Cuando en la primavera de 1997 se dio cuenta de que algo ilícito se cocía en torno al urbanismo de Marbella y comenzó sus actuaciones, y a recabar apoyos de los sectores más progresistas, la letrada Gálvez se encontró con que su forma de hacer las cosas también levantaba ampollas entre la clase política y vino aquello de "abogada de mierda". Ella, cuando las cosas se ponen negras y supongo que para templar gaitas, entona por lo bajini la célebre melodía de Leonard Cohen que dice Everybody knows (Todo el mundo sabe...).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios