Gp de china

Alonso admite su error y celebra su cuarto puesto

  • El español aceleró su Ferrari unas décimas de segundo antes de que se apagara totalmente el semáforo rojo de salida, por lo que fue penalizado con un paso por boxes cuando lideraba la carrera

Comentarios 2

El español Fernando Alonso lastró con un error en la salida del Gran Premio de China sus posibilidades de regresar a la victoria en la Fórmula 1, pero prefirió ver el lado positivo de haber logrado al menos ser cuarto.

Alonso aceleró su Ferrari unas décimas de segundo antes de que se apagara totalmente el semáforo rojo de salida, por lo que fue penalizado con un paso por boxes cuando lideraba la carrera, posición ganada injustamente gracias a su movimiento ilegal. "Cometí un error, salí antes de tiempo, así que pintaba peor (la carrera), pero queríamos llegar al podio y llevamos tres carreras sin lograrlo", señaló exigente el bicampeón del mundo, que se conformó con lo conseguido en una carrera que se volvió apasionante por las situaciones meteorológicas cambiantes y las estrategias elegidas por cada equipo.

"El final fue muy complicado", reconoció Alonso sobre las últimas vueltas, cuando la lluvia volvió a caer sobre Shanghai y su coche no tenía el agarre correcto: "Necesitábamos otros neumáticos, pero no era posible. De lo malo, lo mejor". "No sé cuántas paradas hemos hecho, en carreras así puede pasar de todo, ha ido bien dentro de lo que cabe", agregó quien ahora es tercero del campeonato con 49 puntos, los mismos que el británico Lewis Hamilton, de McLaren, segundo en china.

El líder es con 60 puntos el británico Jenson Button, ganador en China con el otro McLaren, mientras que el alemán Nico Rosberg sube gracias a su tercer lugar de hoy hasta el segundo puesto del campeonato al totalizar 50 unidades. Alonso fue el puntero de la clasificación tras las primeras dos carreras del año gracias a su victoria en el estreno de la temporada, el Gran Premio de Bahréin, y el cuarto puesto en Australia, pero el abandono en Malasia y el error en China lo retrasaron.

La apresurada salida no fue la única acción cuestionable del español, que superó en la entrada a boxes a su compañero de equipo, el brasileño Felipe Massa, que finalizó noveno y no se mostró contento con la maniobra. "Por el movimiento para adelantar que hizo Fernando, terminé en un charco de agua y perdí un poco el control del coche. Él consiguió tomar el interior, pasándome camino del pit lane. Perdí algunas posiciones a causa de eso al tener que esperar a que terminara su parada".

Pero Alonso no cree que haya habido nada criticable: "Si no hubiese sido mi compañero de equipo, no habría mucho de lo que hablar. Para mí fue un movimiento normal y no va a afectar a nuestra relación". Lo mismo opinó Stefano Domenicali, director deportivo de Ferrari, que intentó acallar cualquier rumor negativo que rodee una relación hasta ahora impecable entre ambos pilotos. "Sólo lo vimos en la repetición de televisión y creo que sólo fue un incidente de carrera. No hay en absoluto ningún problema entre los dos pilotos. Cuando siempre corres para ganar, puedes tener momentos como éste", dijo Domenicali.

Ferrari quedó segundo en el campeonato de constructores con 90 puntos, a 19 del líder, McLaren. En la escudería, la sensación no es tan buena como después del brillante 1-2 cosechado en Bahréin. "Hay un leve sentimiento de lamento después de estas primeras cuatro carreras. Definitivamente terminamos con menos puntos de lo que éramos capaces, a veces por incidentes más allá de nuestro control y otros por cosas nuestras", dijo Domenicali.

Después de un comienzo fulgurante que se fue opacando un poco en las tres citas posteriores, Alonso espera una carrera sin condicionantes externos. "Ojalá haya una carrera normal en Barcelona. La única normal que ha habido la he ganado", afirmó el español. España llegará en tres semanas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios