Acaba la cuenta atrás para el inicio de la fiesta grande portuense

  • La navarra que más tiempo lleva viviendo en El Puerto, Amparo Lapeña, tendrá el honor de encender el alumbrado extraordinario, esta noche a las diez, acompañada por el alcalde, Enrique Moresco

La cuenta atrás acaba esta noche, a las diez en punto, cuando por fin aparezca iluminada en todo su esplendor la Feria de Primavera y Fiesta del Vino Fino de este año.

El honor de dar el ‘machetazo’ al alumbrado extraordinario corresponderá a Amparo Lapeña García, por ser la navarra que más tiempo lleva censada en El Puerto (desde 1955). Como es ya tradicional, el encendido siempre corre a cargo  de la persona que más años lleva viviendo en la ciudad y que haya nacido en la tierra a la cual se dedica la fiesta (en esta ocasión, la Comunidad Foral de Navarra). 

El alumbrado, como inauguración formal de la Feria—aunque no oficial, pues eso será mañana a las tres, con la izada de banderas—, contará con la presencia de las autoridades locales, presididos por el alcalde, Enrique Moresco, junto al consejero de Relaciones Institucionales y Portavoz del Gobierno Foral de Navarra, Alberto Catalán Higueras, y la consejera de Administración Local de Navarra, Amelia Salanueva Murguialday.

El aspecto de la portada principal del recinto ferial ha sido renovado este año y, además de contar con un nuevo alumbrado, presenta nuevos motivos como los mantones que penden sobre el pórtico. Igualmente se han llevado a cabo ciertos cambios en las celosías que cubren las torretas de luz.

También ha cambiado la imagen de la fuente principal del recinto de Las Banderas: donde antes las bombillas formaban una especie de carpa iluminada, ahora se han instalado motivos en forma de clavel.

Aunque no son muchas las novedades, el nuevo gobierno local (el año pasado, la Feria coincidió con ambientes preelectorales) ha dejado ya su impronta, corrigiendo lo que, a su juicio, presentaba algunas deficiencias. De esta forma, se ha cambiado el recinto hípico así como la empresa que trae los caballos y los enganches. Igualmente, los premios del concurso  hípico se entregarán el lunes de Feria, antes de la bajada de banderas, y no como antes, que se hacía por la tarde, una vez clausurada la fiesta de manera oficial.

Otro de los objetivos que se ha marcado el equipo de Gobierno es el de mantener el rigor de la fiesta tradicional, y por lo tanto, evitar, en el mayor grado posible,  la música que no sea sevillanas o estilos similares. También pretenden controlar el volumen sonoro de las casetas así como el horario de cierre, siguiendo al pie de la letra el reglamento municipal. La idea, según comentaba el concejal de Fiestas, Millán Alegre, hace ya unas semanas, es la de preservar la Feria del “vino y las sevillanas”, en detrimento de la imagen más moderna de “el whisky y la discoteca” .

Lo que no ha fraguado ha sido el rumor de que la Feria tendría un día menos (eliminando el lunes festivo). Un rumor que ha corrido por toda la localidad desde hace unos meses y que hasta el alcalde ha tenido que desmentir públicamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios