El fútbol, un juego sencillo: Italia gana por 2,364 - 2,250

  • La posibilidad del triple empate en el Grupo D relegaría a los coeficiente de Italia, Francia y Rumanía para decidir quien pasa a cuartos.

La popularidad del fútbol en todo el mundo, se dice, está basada en que es un juego simple: después de todo, lo único que se necesita es una pelota.

Está bien, también hay una regla del fuera de juego, que no es difícil de entender a no ser que uno sea Ruud van Nistelrooy, anote un gol ante Italia en clara posición de fuera de juego, pero que es legal a causa de una regla que todos habían olvidado o que nunca supieron que existiera.

Luego está el sistema 4-4-2, que se opone al 3-5-2 y al 4-2-3-1. Pero básicamente es un juego sencillo, ¿no? Eso, hasta que aparecen en escena los coeficientes de clasificación.

El fútbol no es sólo poner la pelota en el fondo de la red. Ni gana siempre el que más goles mete. Eso es sólo parte de la historia.

En la Eurocopa de Austria/Suiza los coeficientes podrían decidir si la coanfitriona Austria o la campeona del mundo, Italia, siguen en la competición.

Italia no se imaginaba cuando ganó en el Mundial de 2006 en Alemania que podría ganar un partido por 2.364-2.250 en lugar de, por ejemplo, por 1-0.

Excepto para los holandeses, el Grupo C mañana se podría complicar en su definición. Los fans oranjes sólo tienen que preocuparse por encontrar un hotel el sábado en Basilea para el duelo de cuartos de final.

Rumania se unirá a los holandeses en cuartos si les derrotan en Berna. Pero si los rumanos empatan o pierden, eso permitiría a Francia o Italia, que chocan en Zúrich, acceder a cuartos si ganan.

Hasta aquí, todo es fácil de comprender.

Sin embargo, si Rumania pierde y Francia e Italia igualan con goles, habría un empate entre los tres equipos a dos puntos, e Italia entraría a cuartos por haber anotado más goles ante Rumania y Francia.

Hasta ahí, comprensible también.

Sin embargo, si Rumania cae por uno, dos o tres goles de diferencia y  Francia-Italia termina sin goles, Rumania también pasaría por mejor diferencia de goles global.

Si Rumania pierde por cuatro goles o más y el otro partido termina 0-0, Italia avanzaría con una mejor diferencia de goles con los rumanos.

Si Rumania pierde 3-0 ante Holanda (como hizo Italia) y en Zúrich empatan sin goles, Italia y Rumania dirimirían el pase según los coeficientes de clasificación, resultado del número de puntos obtenidos divididos entre el número de partidos jugados.

Y el ganador sería Italia por 2,364-2,250.

El fútbol, un deporte muy sencillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios