España · Análisis

Las cuatro claves de la nueva España

  • España ha evolucionado hacia una identidad propia de juego desde la derrota contra Francia en el pasado Mundial de Alemania.

Comentarios 2

La derrota ante Francia en los octavos de final del Mundial de Alemania 2006 fue un punto de inflexión de un proceso que la selección española de fútbol puede culminar el domingo con el título de la Eurocopa en Viena.

Aquel día, Luis Aragonés, el técnico, justificó la derrota en "detalles" y "saber competir". En Austria y Suiza ha manejado todas esas sutilezas más propias de otras selecciones históricas.

Ese día empezó también un proceso de formación de un grupo que resultó traumático al principio porque se cobró como víctima a Raúl González. Dos años después, esa unidad es una de las claves de que el "modelo Aragonés" se haya "perfeccionado".

Aquí están cuatro de las claves de la presencia de España en la final de una Eurocopa 24 años después.

- Estilos ofensivo: "Tenemos unas cualidades muy marcadas", dijo Xabi Alonso tras golear por 3-0 a Rusia en la semifinal. Favorecido por la confianza que dan los resultados, que dicen que España lleva 21 partidos sin perder y 11 triunfos seguidos (se contabiliza también el empate en cuartos ante Italia), la selección se ha quitado los complejos.

Lo suyo es el juego ofensivo y de toque. No cabe otra cosa con la pléyade de centrocampistas de que dispone. En los cinco partidos disputados lleva 11 goles y ante Rusia disparó hasta 20 tiros, 11 de ellos entre los tres postes, e hizo tres goles.

Pero no es sólo fútbol de calidad. Alonso destacó que el equipo juega "inteligentemente". En el primer partido ante Rusia, España ganó al contragolpe; ante Suecia, con fortuna en el último minuto; a Grecia con un recital en la segunda parte del equipo suplente; a Italia, "a la italiana"; y a Rusia, con una nueva exhibición.

"Para ganar la Eurocopa hace falta jugar de todas las formas posibles y quizás nos falta saber hacer esto: ganar sin jugar lo mejor que sabemos", señaló a dpa Alvaro Arbeloa al principio del torneo. Dicho y hecho.

- Mentalidad: "El equipo tiene mucha madurez", analizó Alonso, con la cabeza tan lúcida dentro como fuera de la cancha, pese a no ser titular. "El equipo ha progresado y se está notando. Habíamos dicho que habíamos aprendido a competir, pero eso hay que demostrarlo en la competición y lo hemos demostrado", agregó orgulloso.

"El modelo se ha perfeccionado y ahora el equipo está más maduro. En Alemania se vieron cosas buenas y ahora se ha mejorado", aseguró Alonso. La selección tiene una edad media de apenas 26 años.

"La mayoría de jugadores ya ha estado en un gran evento como el Mundial y sabe que los pequeños detalles te hacen pasar y que saber competir es importante. El Mundial fue para mí y para ellos una experiencia importante", aseguró Aragonés durante el torneo.

- Defensa: "Mantener la portería a cero es importante porque es difícil que este equipo con la calidad que tiene no haga gol". Esa era la premisa que se marcó Aragonés antes de empezar la Eurocopa y lo ha conseguido.

El equipo ha anotado 11 goles y sólo encajó tres: uno ante Rusia el primer partido con el duelo ya sentenciado y otro ante Grecia en un encuentro intrascendente. Ni Italia en cuartos ni Rusia en semifinales superaron a Iker Casillas.

Los centrales Carlos Marchena y Carles Puyol han crecido y son dos baluartes difíciles de superar, ayudados por el trabajo del hispano-brasileño Marcos Senna, que se ha asentado en el pivote defensivo con su aplicación táctica y su distribución de balón.

- El 'grupo': "Yo tengo una felicidad por dentro impresionante, fundamentalmente por los jugadores, estoy contentísimo por ellos, porque este grupo ha hecho todo por ser campeón", afirmó Aragonés. El técnico "muere" por sus jugadores y ellos por él.

"Este grupo es fenomenal en lo humano por encima de lo futbolístico, por encima de cualquier jugador es el grupo, hemos sabido unirnos y se ve. La gente que juega menos arropa, da aliento, cariño, todo esto hace que sea un plus para pasar los momentos difíciles", dijo Casillas.

"Gran culpa de que estemos en esta final la tiene el míster, ahora entiendo por qué le llaman 'el sabio'", señaló el capitán.

"Lo tendremos siempre en el corazón. Nos ha marcado a todos", dijo Xavi sobre el veterano técnico, que se despide tras el domingo. El "grupo" es el legado del que Aragonés se siente más orgulloso. Por él se jugó la cabeza dejando fuera a Raúl, que resultaba una nota discordante, y el ambiente de armonía le ha dado la razón.

Así se entiende que no importe quién juegue. Cesc Fábregas, Alonso, Santi Cazorla y Dani Guiza han sido importantes saliendo desde el banquillo con su juego y sus goles. Pero sobre todo, lo han sido fuera de la cancha al no haber manifestado ni una sola queja.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios