Portugal: entre el temor y la convicción de que se puede con Alemania

  • Los portugueses, pese a hacer los deberes en su grupo, no han evitado al 'coco' alemán, al que tienen un gran respeto.

No por esperada, la noticia dejó de dibujar un rictus de molestia en la concentración portuguesa en Neuchatel. Alemania cumplió con su deber y será la rival de cuartos de final de los de Luiz Felipe Scolari el jueves en Basilea. Un partidazo.

Las cuentas de Portugal antes del comienzo eran simples: Nosotros hacemos bien los deberes y evitamos al grande del Grupo B. Pero Croacia metió la cola, dinamitó la calculadora lusa y un partido que bien podría ser una final definirá quién se queda sin semifinales.

La última vez que se enfrentaron por Eurocopa fue en Rotterdam, en 2000, cuando los suplentes rubroverdes aplastaron a los germanos por 3-0 y los eliminaron en primera ronda. Pero de eso hace tiempo. Tanto que un habilísimo declarante como Scolari no tiene pruritos en aceptar que les teme.

"Sí, temo. Temo a Alemania. Soy un gran admirador de ellos. Me gusta mucho ese equipo. Es muy fuerte, está bien organizado. Tiene buenos jugadores técnicamente que evolucionaron mucho desde 2006. Pero les jugaremos con lo mejor", señaló el técnico, que tiene recuerdos parejos de enfrentarlos: dirigiendo a Brasil les ganó la final del Mundial 2006, pero con Portugal perdió el tercer puesto en 2006.

El brasileño fue el único que pronunció la palabra maldita. Sus jugadores hablan de respeto y hasta Cristiano Ronaldo se atreve a hablar de alguna ventaja minúscula por haber jugador un día antes su último partido y sin muchos de los titulares, cosa que sus rivales no pudieron hacer por tener que jugarse la vida frente a Austria.

"No voy a mentir. Es mejor tener más días de descanso. Pero las dificultades van a ser las mismas. Tengo esperanza de que si jugamos a un buen nivel, podamos ganar y seguir adelante", precisó el astro, que recogió el guante de Jens Lehmann, el iracundo portero alemán, que aseguró saber cómo detener al extremo.

"Yo también lo conozco a él, ya le marqué algunos goles", dijo con una sonrisa, recordando los enfrentamientos Manchester United-Arsenal.

Otro delantero, Nuno Gomes, prefirió recordar la historia reciente de Portugal en las Eurocopas para ser optimista: "En los cuartos debes jugar contra grandes equipos. Alemania es un gran equipo pero tenemos que jugar. Nosotros en 2004 tuvimos que jugar frente a Inglaterra (en cuartos) y Holanda (en semifinales) y llegamos a la final".

En lo que coinciden todos es en lo acertada decisión de la UEFA de cambiar el césped del St. Jakob Park para el jueves. El campo ya había recibido críticas de Scolari antes del partido frente a Suiza y, con la lluvia caída el domingo y los 90 minutos, quedó en un estado muy deficiente.

"En competiciones como esta no se puede jugar con ese tipo de césped", apuntó Pepe. Para el central, encargado de intentar secar a Lukas Podolski y Miroslav Klose, la importancia del gramado cobra importancia en este tipo de eventos de una paridad tal que terminan "definiéndose por detalles".

Por eso, el zaguero apela a la concentración de los que entran y de los que no: "Tenemos todos que estar preparados mentalmente que estar preparados mentalmente, conocer bien el rival porque cualquiera puede entrar y definir el juego".

Y pese a practicar el pesimismo para preparar cada encuentro, destila tal confianza que prescinde del rival, por más Alemania que sea: "Si cada uno da lo mejor que tiene, vamos a llegar muy lejos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios