Grupo d

Grecia-España (1-2): Tres de tres pensando en Italia

  • La selección aprovechó un duelo intrascendente para afrontar situaciones nuevas y se impuso cuando se decidió a aumentar el ritmo y la intensidad. Fin de la primera fase con pleno de triunfos tras remontar con De la Red y Güiza.

Comentarios 10

Finalizó la primera fase para España y lo hizo con tres victorias, cada una de un valor distinto, de una forma diferente y con señales complementarias. El triunfo ante Grecia llegó remontando, algo que no había sucedido en los dos encuentros anteriores, y con los suplentes. En realidad, habría dado igual el equipo que presentara Luis Aragonés. Con las ganas suficientes Grecia no debía ser suficiente y el caso es que no lo fue. Que fuera la vigente campeona de Europa poco importa ya. Todos los días no son domingo.

Espera Italia y ahí empieza el torneo de verdad tras plasmar la clasificación ante Suecia, con aquel gol de Villa que al final fue el principio de la eliminación nórdica. El domingo, en Viena, se empezarán a descubrir las verdaderas cartas que España tiene en la mano. La pinta es buena, pero Italia es Italia.

De entrada, con titulares y suplentes, España ha ganado sus tres compromisos pero en ninguno de ellos ha sido capaz de mantener su portería a cero. Ha presentado los mismos problemas en el juego aéreo haciendo jugar a todo su elenco. Luca Toni, un tipo que lo remata todo y que rara vez pierde la partida con su par, se debe estar frotando las manos.

Luis dispuso a todos los suplentes. A todos menos a Cazorla. Está siendo la gran revelación española. Vino como de prestado, a última hora, descartando la opción de los extremos, y se está ganando el puesto poco a poco. Con Iniesta decidirá seguramente la gran duda que se le pasa por la cabeza al seleccionador. No es de extrañar. Contra Grecio volvió a darle un dinamismo muy apreciable, terminando con cierto desinterés que se deslizaba en el juego español.

Baste decir que en la primera hora de juego, justo hasta el empate, Xabi Alonso había sido el ‘delantero’ más productivo del equipo. Un intento desde el círculo central por poco acaba dentro y con Nikopolidis magullado. Insistió en jugada ensayada saliendo el balón muy cerca del palo izquierdo y, ya en el segundo tiempo, reventó un balón al poste.

Entre todo eso, Charisteas se entretuvo en avisar a España de lo que le espera con Luca Toni. El delantero griego ya marcó hace cuatro años, en Oporto, en el campo del Boavista, en el partido que luego resultó clave para la eliminación a manos del anfitrión Portugal. Le hicieron la pantalla, Albiol le perdió la marca, y remató a placer ante Reina.

Poco más ofreció Grecia salvo la intensidad que le falta a España. La que le faltaba a Cesc, o a Iniesta, o a Sergio García, que sólo reaccionó al final. Tocar y tocar hasta encontrar. Y encontró. Güiza bajó un balón colgado para que De la Red la reventara llevándose por delante a Nikopolidis. Una hora pelada y media hora para pensar que no hay partido amistosos en estos torneos, si acaso la posibilidad de probar cosas, jugadores y situaciones.

La situación era la de remontar y España no cejó en el empeño. Se arriesgó a que Grecia tirara el contragolpe y así Charisteas le ganó la espalda a la defensa para recortar ante Reina y, escorado, lanzar al palo. Otro aviso. Güiza también le sabe ganar la espalda a los defensas y se la ganó a Dellas en el segundo gol español, muy cerca ya del final y cuando España llevaba veinte minutos subiendo poco a poco el ritmo para lograr lo que pretendía desde el principio. Probar. Cumplir. Avanzar sin daños. Así lo hizo. Con Italia será otra cosa.

Ficha técnica.

Grecia, 1: Nikopolidis; Vyntra, Kyrgiakos (Antzas, 61'), Dellas, Spiropoulos; Basinas, Karagounis (Tziolis, 73'), Katsouranis, Amanatidis; Charisteas y Salpingidis (Giannakopoulos, 86').

España, 2: Reina; Arbeloa, Albiol, Juanito, Navarro; Xabi Alonso; Sergio García, Cesc, De la Red, Iniesta (Cazorla, m.58); y Güiza.

Goles: 1-0 (42') Charisteas de cabeza. 1-1 (61') De la Red de potente derechazo. 1-2 (87') Güiza de cabeza a pase medido de Sergio García.

Árbitro: Howard Webb (Inglaterra). Mostró cartulinas amarillas a Güiza (41') y Arbeloa (45') por España, y a  Karagounis (33'), Basinas (71') y Vyntra (89') por Grecia.

Incidencias: Encuentro de la tercera y última jornada del Grupo D de la Eurocopa 2008, disputado en el estadio Wals-Siezenheim de Salzburgo, ante 30.500 aficionados. Estuvieron en el palco de honor Jaime Lissavetzki, Secretario de Estado para el Deporte, Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico español, y Ángel Villar, presidente de la RFEF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios