La redada se completa con un ex alcalde de Batasuna en Andoain

  • Durante su mandato fueron asesinados en el pueblo un periodista y un policía

El ex alcalde de la localidad guipuzcoana de Andoain, perteneciente a Euskal Herritarrok, José Antonio Barandiaran, es otro de los seis detenidos en la operación contra la cúpula de ETA. Al parecer, se reunió con el jefe del aparato político de ETA, Francisco Javier López Peña, Thierry, hace tres días, según fuentes jurídicas.

Agentes Guardia Civil detuvieron al ex primer edil ayer por la mañana, pocas horas después de la desarticulación en Francia de la cúpula de la organización terrorista, una operación en la que también ha sido detenido un ciudadano francés, que alquiló a los terroristas la vivienda donde residían en Burdeos.

Se da la coincidencia de que Ainhoa Ozaeta, una de las presuntas integrantes de la plana mayor de la banda detenida en esta operación, fue concejal de EH en el Ayuntamiento de Andoain durante la legislatura 1999-2003, en la que Barandiaran fue alcalde, un periodo durante el que ETA mató en la localidad guipuzcoana al columnista del diario El Mundo José Luis López de Lacalle y al jefe de la Policía Municipal Joseba Pagazaurtundua.

Ozaeta, que fue la supuesta miembro de ETA encargada de leer el comunicado en el que la banda terrorista anunció el final de la tregua, según informaron a Europa Press fuentes de la lucha antiterrorista, era concejal en la localidad cuando asesinaron a José Luis López de Lacalle en Andoain.

La Guardia Civil registró durante nueve horas la vivienda del ex alcalde detenido. La inspección de la casa, denominada casa Aitzeta y ubicada en el barrio Sorabilla, en una zona boscosa situada en las afueras de Andoain, comenzó antes de las diez de la mañana de ayer y al cabo de cuatro horas do varios coches camuflados, con los cristales tintados, condujeron al detenido al lugar.

Barandiaran permaneció en su casa mientras la Guardia Civil llevaba a cabo este registro, que concluyó sobre las siete de la tarde, cuando los agentes y el propio arrestado abandonaron la zona, que ha permanecido acordonada.

La esposa y otros familiares de Barandiaran que se acercaron al lugar pudieron atravesar el cordón policial mientras se lleva a cabo este operativo.

Fuentes de la lucha antiterrorista indicaron que Barandiaran podría haberse reunido en alguna ocasión con los presuntos etarras arrestados en Francia e investigan si también iba a volver hacerlo ahora.

La portavoz del Gobierno vasco, Miren Azkarate, dijo ayer que la Justicia deberá determinar el grado de responsabilidad o culpabilidad de los cuatro detenidos en Francia. Preguntada por las dudas del portavoz del PNV en el Congreso, Josu Erkoreka, sobre la importancia de los arrestados, la consejera explicó que no conocía esas declaraciones porque le "habían pillado" de viaje.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios