Unos radicales tratan de agredir a la candidata del PP por Barcelona

  • Al grito de ýFuera fascistas de la universidadý los jóvenes boicotearon una conferencia de Dolors Nadal sobre el canon digital. Acebes responsabiliza al Gobierno: "Cuando se siembran vientos, se recogen tempestades"

Comentarios 58

Igual que le pasó a la presidenta del PP vasco, María San Gil, en la Universidad de Santiago de Compostela, la candidata de los populares por Barcelona, Dolors Nadal, sufrió hoy un intento de agresión por parte de jóvenes radicales. Ocurrió cuando la dirigente del PP catalán acudió a la Universidad Pompeu Fabra (UPF) para pronunciar una conferencia que no pudo llevar a cabo debido al boicot de los radicales, que, al grito de 'Fuera fascistas de la universidad' obligaron a los Mossos d'Esquadra a evacuar a Nadal por la puerta de atrás. A juicio del secretario general del PP, Ángel Acebes, los ataques a San Gil y a Nadal son responsabilidad del Gobierno: "Cuando se siembran vientos se recogen tempestades".

Los hechos acontecieron en la Facultad de Derecho de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, donde la cabeza de lista del PP por Barcelona había acudido para pronunciar una conferencia sobre el canon digital invitada por el sindicato estudiantil Universitarios Liberal Demócratas (ULD). Nada logró acceder a la sala donde iba a llevarse a cabo la conferencia pese a la presión de los jóvenes radicales que, portando una 'estelada' (la bandera independentista catalana) increparon a la dirigente del PP desde su llegada a la UPF, una de las de más prestigio de Cataluña.

Varios agentes de los Mossos d'Esquadra de paisano trataron de impedir que el medio centenar de radicales, que gritaban 'Fuera fascistas de la universidad' y lucían carteles con lemas como 'Populismo Postfranquista' o 'Los Países Catalanes no son España'. Sin embargo, tras un tenso forcejeo en el que uno de los policías resultó herido leve en la mano y a otro le rompieron la chaqueta de un tirón, los radicales lograron romper el cordón policial, esgrimiendo incluso un extintor de incendios que descolgaron, pero que no llegaron a utilizar.

Cuando el medio centenar de radicales penetró en la sala de la conferencia, los Mossos d'Esquadra optaron por evacuar a Nadal, que bajó del tercer piso de la Facultad de Derecho por el ascensor, mientras los jóvenes la seguían por las escaleras entre abucheos. Finalmente, la candidata del PP por Barcelona logró abandonar el recinto por la puerta trasera de la universidad, a donde no lograron llegar los militantes del ULD, pues los agentes de seguridad les impidió el paso. Aunque los organizadores de la conferencia se encontraron con los radicales, no se produjo ningún incidente.

Tras los incidentes, Nadal, junto al presidente del PP catalán, Daniel Sirera, ofreció una rueda de prensa en la que la cabeza de lista de los populares por Barcelona advirtió a "quienes pretenden expulsar a través de acciones violentas al PP de la vida pública de Cataluña" que "no lo van a conseguir". "Nosotros vamos a seguir defendiendo nuestros principios y convicciones", remachó la cabeza de lista del PP, que, tras agradecer que la actuación de los Mossos d'Esquadra evitó que "las agresiones fueran a más", añadió que "alguien puede pensar que es difícil ser del PP de Cataluña, pero lo cierto es que es un orgullo".

Además, Nadal tachó el comportamiento de los radicales de "actuaciones de una extraordinaria violencia" y consideró necesario que en Cataluña se tomen en serio "estos brotes de violencia que quieren impedir la libertad de expresión", al tiempo que señaló su "orgullo" por defender el Estado de Derecho y la Constitución. Por su parte, el sindicato ULD condenó, a través de un comunicado, los hechos y manifestó su intención de llevar el caso a la Fiscalía "aportando todas las imágenes grabadas durante los hechos, para que las personas responsables sean identificadas y llevadas ante la justicia".

Por su parte, el rector de la UPF, Josep Joan Moreso, ordenó abrir un expediente informativo para "averiguar los hechos y proceder a la atribución de las responsabilidades que resulten de la instrucción". Tanto el rector como el Consejo de Dirección condenaron "rotundamente" las "acciones de presión y las expresiones intolerantes que han conducido a suspender, por razones de seguridad" el acto de Nadal. "El civismo y el respeto a la libertad de expresión son valores que definen el espacio democrático y que han de ser asumidos por toda la comunidad universitaria y la ciudadanía en general", añadieron los órganos directos de la UPF en un comunicado.

Por su parte, el secretario general del PP, en rueda de prensa desde la sede del partido en la madrileña calle Génova, consideró que tanto el "intento de agresión" sufrido por Nadal como por el padecido por San Gil en la Universidad de Santiago de Compostela demuestran "la intolerancia" y "lo que algunos entienden por la democracia y la libertad, que es imponiéndose a golpes, abucheos y violencia". A su juicio, son las "políticas de división" del Gobierno del PSOE, al que acusó de fomentar la crispación y la tensión entre personas y territorios, las que han provocado estos altercados: "Cuando se siembran vientos, al final se recogen tempestades y los más radicales lo interpretan de una manera".

En cualquier caso, Acebes garantizó que el PP va a seguir ejerciendo en todas partes su derecho a la libertad y a defender sus ideas "en cualquier foro", al tiempo que aseguró que España necesita "dirigentes que busquen la cohesión en lugar que el enfrentamiento". En este sentido, aseguró que el 9-M los españoles tendrán que elegir entre el "papeles para todos" o el 'contrato de integración'; entre el "no pasa nada" con la economía o un modelo "alternativo"; o entre el incremento del número de delitos o un incremento del número de policías y el cumplimiento íntegro de las penas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios