La preocupación por el paro se dispara hasta los niveles de junio de 2006

  • El barómetro de marzo del CIS afianza el desempleo y la situación económica como grandes quebraderos de cabeza

El paro y los problemas de índole económica encabezan por tercer mes consecutivo la lista de los problemas españoles del último Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Sin embargo, el aumento del desempleo en las últimas semanas ha provocado que este problema alcance su cota más alta (45,8%) en los estudios del CIS desde junio de 2006, cuando alcanzó el 49% de respuestas.

El hecho de que el sondeo se realizara poco después del asesinato del ex concejal del PSE Isaías Carrasco no apartó al terrorismo de su tercer puesto, aunque provocó que aumentara 5,5 puntos respecto al número de respuestas que se registraron al respecto en el mes de febrero.

La preocupación de los españoles por la situación económica del país es cada vez mayor, como reflejan los resultados del barómetro del mes de marzo del CIS, realizado a través de 2.474 entrevistas en 236 municipios y 47 provincias españolas entre el 24 y el 31 del pasado mes de marzo.

El barómetro del CIS confirma que los españoles notan ya los efectos de la desaceleración económica, justo en el día en el que el propio Banco de España confirmó la misma.

Un escenario que se afianza aún más cuando se pregunta a los encuestados por el problema que más les afecta personalmente. En este caso, la economía se sitúa a la cabeza de la lista (39,7), por delante del paro (23,8), la vivienda (23,7) y la inseguridad ciudadana (11,5).

Respecto a la situación económica, el 27% de los encuestados la considera mala y el 10% muy mala. Es buena sólo para el 15,8% y regular para el 44,7%.

Además, sólo el 12% de los consultados cree que mejorará dentro de un año frente al 34,4% que se muestra convencido de que empeorará.

Sobre la coyuntura política, el primer barómetro tras las elecciones del 9-M revela que el 21% de los españoles cree que es buena, que casi el 27% opina que es mala o muy mala, y que el 42% la considera regular.

En los pronósticos para dentro de un año, los porcentajes están más igualados, ya que un 15,3% por ciento confía en que el panorama político será mejor y un 16,3% por ciento se inclina por lo contrario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios