Un juez marroquí ordena el ingreso en prisión de Abdelilá Ahriz por su presunta implicación en el 11-M

  • El juez de instrucción del Tribunal de Apelaciones de Salé decretó hoy el ingreso en prisión de Abdelilá Ahriz por su presunta implicación en los atentados terroristas del 11 de marzo de 2004 en Madrid, según informó la agencia de noticias marroquí MAP. Ahriz, que fue detenido el mes pasado, será trasladado a la cárcel de esta ciudad marroquí.

Según fuentes judiciales, el Ministerio Fiscal ha presentado su acusación al juzgado de instrucción después de que el Ministerio de Justicia marroquí recibiese una denuncia por parte del juez español Juan del Olmo, encargado de la fase de instrucción del caso del 11-M.

  A Ahriz, de 29 años de edad y nacido en Kénitra (al norte de Rabat), se le imputa el cargo de "constitución de banda criminal para cometer un acto terrorista" y el de actuar como cómplice en la "destrucción de medios de transporte y vías públicas con explosivos".

  La sala de lo penal de segundo grado del tribunal de Salé había absuelto al acusado el pasado mes de mayo, anulando una primera sentencia que le imponía tres años de prisión firme por los mismos cargos. 

  La policía detectó muestras genéticas de Hriz en un peine encontrado entre los escombros de la casa de la calle Martín Gaite de Leganés, donde se suicidaron siete terroristas islamistas, y en un pantalón manchado de sangre encontrado en la finca de Chinchón, donde se prepararon los artefactos del 11-M.

  Su detención, anunciada el pasado 28 de enero, es consecuencia de una gestión realizada el pasado diciembre por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que, ante la ausencia de convenio extradición entre España y Marruecos, se desplazó a Rabat, donde interpuso una denuncia oficial contra Hriz con el objetivo de convencer a sus colegas marroquíes de la necesidad de procesar a este presunto terrorista islamista por los atentados cometidos en la capital de España. 

  Para esta actuación contó con la colaboración del juez de enlace de España en Marruecos, Ángel Llorente. El pasado 7 de enero,  Llorente se trasladó a la Audiencia Nacional donde recogió la denuncia oficial contra Hriz traducida la árabe que ocupa dos tomos. Con el fin de evitar las dilaciones del correo ordinario, Llorente entregó esta documentación dos días después en el Ministerio de Justicia marroquí.

  Se trató de la primera ocasión en la que usó este mecanismo legal para sortear la dificultades derivadas de la falta de convenio de extradición entre ambos países, que impide que el país magrebí entregue sus nacionales reclamados por la justicia española y viceversa. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios