La inmigración irregular por el Mediterráneo llega a 9.000 personas y supera la cifra de 2016

Las llegadas por el mar Mediterráneo de inmigrantes irregulares y refugiados a España han alcanzado los 9.000 casos con los últimos rescates efectuados esta semana, superando ampliamente el número registrado en todo 2016, informó ayer la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). El año pasado se contabilizaron 8.162 llegadas, siendo noviembre el mes más intenso con 1.855, según los datos de la organización. El 9% por ciento de los que están llegando son niños.

"España ha superado todas las llegadas por mar del año pasado", dijo el portavoz de la OIM, Joel Millman. Agregó que también el número de fallecidos registrados en la ruta occidental del Mediterráneo desde que empezó este año (121) "ya está muy cerca de lo que fue el total del año pasado" (128).

Sobre la presión que esta situación puede suponer para España, el portavoz aseguró que "no hemos escuchado nada que nos llame la atención en relación a alguna falta de recursos o malas prácticas". Sostuvo que los expertos de la OIM presentes en el terreno comentan que "España está viendo algo así como lo que Grecia vio a inicios de 2015 o Italia antes".

Sin embargo, Millman precisó que las pateras que llegan a la costa sur de España no tienen nada que ver en tamaño con las que arriban en Italia, que llevan cientos de ocupantes y en cuyo rescate participan distintos actores. "Obviamente, conforme el número de llegadas (a España) aumenta, podría convertirse en una emergencia y otros podrían tener que intervenir", reconoció. En la última actualización de la OIM se indica que más de 119.000 inmigrantes y refugiados entraron a Europa por el Mediterráneo este año, el 83% a través de Italia, y el resto por Grecia, España y Chipre. Esa cifra es menos de la mitad de la registrada para el mismo periodo de 2016.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios