Un informe afirma que ETA está en "máxima debilidad" por la presión policial

  • El aparato militar de ETA atraviesa a causa de la presión policial una situación de "máxima debilidad" que le ha llevado a "perder la iniciativa" según un informe interno de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Comentarios 57

Según las conclusiones del informe que recoge hoy El País, ETA puede matar en cualquier momento, pero apenas dispone de 'comandos' operativos, ha descuidado la protección de sus activistas y su estructura está desmantelada".

La información precisa que Policía y Guardia Civil están en máxima alerta para prevenir un posible atentado durante la campaña electoral.

Según el mismo documento policial, se constata la "situación de máxima debilidad" de la banda terrorista "que le ha obligado a reconsiderar sus estructuras, formas de actuación y normas de seguridad, y lo que es más importante, a perder la iniciativa".

A diferencia de otros tiempos en los que la banda basaba su seguridad en los distintos aparatos, comandos operativos y activistas con una fuerte compartimentación, el documento considera que esta situación ha cambiado y que "ETA sólo se fía de un grupo de incondicionales a los que ha convertido en chicos para todo".

Asimismo, la necesidad de extremar las medidas de seguridad por parte de los dirigentes, "les ha llevado a descuidar la atención de su gente".

Se constata además la escasa seguridad de los que huyen a Francia y de que los terroristas que pasan a España "carecen de los más elementales medios para desarrollar su actividad terrorista sin poner en riesgo su seguridad".

El documento de las Fuerzas de Seguridad destaca también la falta de apoyos, medios y destino de los activistas como queda confirmado en el caso de Ander Múgica "que se vio obligado a huir de forma precipitada" en dos episodios similares en los que abandonó el vehículo con explosivos en Ayamonte (Huelva) el 21 de junio de 2007 y Torreblanca (Castellón) el 19 de julio del mismo año.

Por último, el informe afirma que ETA "tiene un serio problema" y que de tratarse de una empresa privada los accionistas habrían pedido hace tiempo el cese del consejo de dirección, lo que no ocurre "por la excusa de la seguridad y la amenaza de las pistolas" que hipotecan "el más mínimo comentario crítico hacia la actual dirección".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios