Tres enmiendas a la ponencia política abren la puerta a una "gran coalición" con el PSOE

  • Cascos pide cambiar la definición de partido de centro por un PP liberal y humanista cristiano

Una reforma constitucional parcial que garantice el núcleo básico de competencias del Estado y un gran acuerdo nacional con el PSOE en detrimento de las alianzas con los partidos nacionalistas. Éste es el eje fundamental de las tres enmiendas a la ponencia política del congreso del PP que presentaron ayer un grupo de populares encabezados por el eurodiputado, Alejo Vidal Cuadras.

Las enmiendas denuncian la "grave crisis" del Estado autonómico establecido en la Constitución a la que se ha llegado, a su juicio, por la aprobación del nuevo Estatut y las demás reformas durante la pasada legislatura.

Para "devolver al Estado su capacidad efectiva, para garantizar la funcionalidad del conjunto de su organización territorial" y "estabilizar y hacer viable el sistema autonómico y revitalizar las instituciones públicas", plantean una reforma constitucional parcial.

Proponen así un cambio de óptica en la estrategia del partido y sus alianzas para acometer dicha reforma, que podría pactarse en cuatro años, al final de la legislatura, con un Gobierno de "gran coalición", si fuera necesario.

Una de las enmiendas más llamativas fue la que presentó el ex vicepresidente del Gobierno y secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, en la que pide que se elimine la consideración del PP como formación de centro y que se defina como un partido inspirado en los principios liberales y del humanismo cristiano. Igualmente llamativa fue la del PP del distrito madrileño de Chamartín, que según fuentes del PP apoya también Esperanza Aguirre, en la que plantean que un compromisario pueda avalar dos listas, y no sólo una como ocurre ahora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios